Los vecinos lo denunciaron por maltrato animal. El acusado argumentó que el animal había mordido a su hijo, y dijo que solo quiso "atarlo".


Un hombre de 29 años fue denunciado en la Justicia tras matar a su perro al colgarlo de un árbol en Berazategui. En su defensa, el acusado sostuvo que el animal había mordido a su hijo de dos.

El hecho ocurrió un domicilio de la calle 461 al 2000. Y según testimonio de los vecinos, el sujeto no solo mató al perro sino que además le había puesto una bolsa en la boca para silenciar su llanto durante la agonía.

“El perro estaba casi siempre en la calle”, contó este jueves en Arriba Argentinos (El Trece) Fernando, un vecino del acusado. Además, dijo que era la gente del barrio que lo cuidaba y le daba de comer ante la falta de atención de su dueño.

Cuando se enteraron de que “el negro” (como le decían al perro) había mordido al menor, le ofrecieron a su propietario llevárselo alguno de ellos a su propia casa, pero él a los gritos les respondió que “era suyo” y que “se iba a encargar”.

Luego, el hombre mató a su mascota al colgarlo del árbol. Y según argumentó, solo había querido atar al animal. “Sí , lo ató a un metro y medio (de altura) de un árbol”, remarcó con sarcasmo su vecino.

Tras el hecho, una vecina presentó la denuncia policial que recayó en la UFI Nº 5 Descentralizada de Berazategui, del Departamento Judicial Quilmes, a cargo del fiscal Carlos Riera, quien caratuló la causa como infracción a la Ley Nº 14.346, de Maltrato Animal.

Según la legislación vigente, este delito “será reprimido con prisión de 15 días a un año el que infligiere malos tratos o hiciere víctima de actos de crueldad a los animales”, y causarle la muerte al animal es considerado un “acto de crueldad”, por lo que la pena debería ser la máxima.

La palabra del acusado

El acusado, de nombre Iván, aseguró que su única intención había sido dejar atado al perro para ir al hospital con su hijo.“En ese momento mi única preocupación era el nene, que estaba perdiendo mucha sangre”, contó en diálogo con TN.

“No me acuerdo lo que le pasó al perro”, agregó. Y aunque dice no haber tenido la intención de matarlo, entiende que fue su responsabilidad. “La realidad es que lo colgué, lo maté”, aseguró.

En tanto, se sorprendió con la reacción de los vecinos: “No entiendo cómo todavía no me preguntan por el nene; lo que recibí fueron acusaciones”.




Comentarios