En la víspera de su primer show livestreaming, con motivo de su cumpleaños número 52, el compositor misionero nos contó sus proyectos y sensaciones en medio de la pandemia.


El Chango Spasiuk encontró la excusa perfecta para festejar su cumpleaños número 52. Este miércoles 23 de septiembre dará su primer concierto en formato livestreaming a través de la plataforma Ticketek, en lo que será un reencuentro en el estudio con sus músicos luego de meses de aislamiento.

El compositor y acordeonista misionero llegó a Buenos Aires hace más de 30 años y nunca se fue. “Empecé a viajar y a desarrollar mi trabajo, mi búsqueda, desde la Ciudad de Buenos Aires“, explicó en diálogo con Vía País, siempre con ese acento tan particular que se filtra en su dicción tanto como en su música.

Sus raíces tienen esa mezcla de tierra colorada, antepasados europeos y chamamé, los tres pilares que lo conforman desde su orígenes. Con un acordeón a cuestas desde los 12 años, Spasiuk recorrió el mundo y forjó un nombre que trasciende los límites de su propio género musical.

Como le ocurrió a todos los músicos, la pandemia del coronavirus puso en jaque su trabajo y lo obligó a reinventarse. “Si tenés un mínimo ahorro, medianamente lo podés llevar. Dejás de pagar algunas cosas. Mi trabajo ha colapsado totalmente pero me parece que uno tiene que tener la responsabilidad de hacer su parte comunitariamente“, señaló.

Y remarcó: “Me parece un acto de irresponsabilidad social, civil, comunitaria, de irresponsabilidad total, pensar que esto es una puesta en escena. Las fosas comunes de Brasil no son una puesta en escena“.

“Me solidarizo realmente con la gente que está mal, espero que pueda encontrarle la vuelta. Pienso que esto va a pasar en algún momento y va a quedar atrás. Lo más importante es de qué manera nosotros hicimos cada uno nuestra parte como para cuidar la vida de las personas“.

Lo que el músicos más extraña en todos estos meses de aislamiento es tocar con su grupo, Pablo Farhat en violin, Marcos Villalba en percusión y Diego Arolfo en guitarra y voz, los que lo van a acompañar este miércoles en el concierto livestreaming. Sin embargo la cuarentena lo empujó a hacer otras actividades.

“Extraño mucho tocar música en vivo, se han suspendido un montón de cosas. Pero por otro lado me empujó a hacer algo que si no hubiese sido por este tiempo, no lo hubiese hecho. Como reorganizar mi música para que en octubre salgan en las plataformas digitales un montón de cosas mías que no se podían encontrar -reveló Spasiuk-. Empecé a grabar un disco adentro de mi casa. Empecé a dar clases de acordeón. Me había olvidado de lo bello que es enseñar y estoy enamorado de esa situación. Poder tener un joven delante mío que quiere aprender y que yo le puedo dar todo lo que sé, es una herramienta me hubiese gustado mucho tener cuando yo tenía 20 años. Conectarme por zoom con [Raúl] Barboza y decirle ¿cómo se toca esto?”.

El aislamiento hizo que su casa se convierta poco a poco en un estudio de grabación. Y ahí surgieron nuevos proyectos. “Sé mucho de grabar porque he grabado muchos discos, con grandes ingenieros en grandes estudios, en diferentes lugares del mundo pero nunca había grabado yo mi propia música -confesó Spasiuk-. Un software, una placa, micrófonos, setear todo yo. Empecé a hacerlo desde mayo. Por ahí las generaciones que tienen 20 o 30 años tienen una relación con la tecnología totalmente fluida, para ellos es todo natural. Pero para mí, que soy media vintage y análogo, poder manejar una computadora con un software para grabar y arreglármelas, ha sido muy bello“.

“Empecé a grabar un disco primero en solitario, leyendo poesía, tocando el piano, el acordeón. Y después mandando por internet estas canciones a diferentes músicos de diferentes lugares del mundo para que ellos toquen desde dónde están y me las devuelvan. Hay un trompetista francés, un músico de Marruecos que toca el laúd, un músico de Senegal que toca la kora, una especie de arpa muy rústica. Algunos músicos de Misiones, alguno de Galicia, de Estados Unidos, de Brasil, de Uruguay. Estoy aislado pero no estoy desconectado“, aseguró.

En plena cuarentena, el Chango Spasiuk también extraña otra de sus pasiones no tan conocidas, el surf. Lo conoció en plena gira por la Costa Atlántica y fue amor a primera vista. Lo practicó incluso en los Estados Unidos, cuando la música lo llevó a tocar cerca a metros del Pacífico.

La imposibilidad de viajar lo tiene lejos de las olas y de su querida Misiones natal, donde todavía tiene parte de su familia. Con algo de nostalgia, al final de la entrevista con Vía País nos regaló un chamamé y se lo dedicó a todos los misioneros.

El concierto livestreaming del Chango Spasiuk se llevará a cabo este miércoles 23 de septiembre desde los estudios Camaron Brujo Música de la ciudad de Buenos Aires.

Horarios para verlo en todo el mundo:

21 HS – ARGENTINA / URUGUAY / BRAZIL / CHILE

20 HS – /PARAGUAY / BOLIVIA

19 HS – MEXICO / PERU / COLOMBIA

20 HS – EEUU / CANADA

2 AM (DIA 24) – EUROPA

Para comprar tu ticket y/o para más información hacé click acá.


En esta nota:

Musica Entretenimiento


Comentarios