"No mantengamos actividades que no son imprescindibles o que están vedadas", solicitó el ministro bonaerense.


El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, pidió “extremar las precauciones” para evitar contagios y “cuidar a los trabajadores de la salud” en el marco de la pandemia de coronavirus. Lo hizo durante la conferencia de prensa que encabezó este lunes en la sede del Gobierno bonaerense junto al Jefe de Gabinete, Carlos Bianco.

Allí, expuso que en el primer cordón del conurbano los casos de Covid-19 son 1.650 cada 100 mil habitantes; en el segundo cordón llegan a 2.186; en el tercer cordón ascienden a 2.491 y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a 3.553.

“Ese efecto de mancha de aceite se corre hacia el interior de la provincia de Buenos Aires”, precisó y destacó que “la preocupación es que en muchos lugares no se puede extinguir al virus completamente como sí ocurrió durante mucho tiempo”.

No obstante, Gollan subrayó que si bien se registró en el Gran Buenos Aires una disminución de los casos reportados en las últimas tres semanas “hay que tener cuidado ya que si se abre mucho la circulación pueden volver a crecer los contagios”.

Cuando se refirió a la mortalidad, Gollan expuso que en el primer cordón del conurbano llegó a 574 cada millón de habitantes; a 442 en el segundo; a 316 en el tercero; a 380 en toda la provincia y a 912 en CABA.

Más tarde, especificó que el total de camas de terapia intensiva en la provincia de Buenos Aires es de 6.258 y dijo que el 52,68% están ocupadas; y apuntó que en el AMBA, de 3.041 camas UTI la ocupación es del 66,33%.

“Sigue aumentando la ocupación de las camas en el sector público”, reflexionó y pidió cuidar a los trabajadores de salud porque “no es lo mismo trabajar en época de pandemia que en otro momento”. Sostuvo al respecto que los médicos y enfermeros “están haciendo un tremendo esfuerzo”.

En ese contexto precisó que fallecieron 85 trabajadores de la salud y subrayó que si bien el número “es bajo comparado con otros países” continúa siendo “una enormidad porque mueren cumpliendo con el deber”. “Seamos responsables: no mantengamos actividades que no son imprescindibles o que están vedadas. Cuidémoslos”, remarcó.




Comentarios