Por el estallido en la capital del Líbano, murieron al menos 100 personas. Advertencia: las imágenes pueden herir la sensibilidad del lector.


El nitrato de amonio fue el causante de las explosiones en el depósito del puerto de Beirut este martes, que dejaron al menos 100 muertos y 4.000 heridos en la capital libanesa.

Según el primer ministro libanés, Hasan Diab, el accidente fue provocado por la detonación de 2.750 toneladas de nitrato de amonio que estaban almacenadas.

“Es inadmisible que un cargamento de nitrato de amonio, estimado en 2750 toneladas, se encuentre desde hace seis años en un almacén, sin medidas preventivas“, manifestó el primer ministro durante la reunión del Consejo Superior de Defensa.

Y agregó: “Esto es inaceptable y no podemos permanecer en silencio sobre este tema”.

“No tendremos descanso hasta que encontremos a la persona responsable de lo sucedido para que rinda cuentas”, aseguró el primer ministro.

Destrozos en Beirut. (AP)

El nitrato de amonio es una sal blanca e inodora que se utiliza como base para muchos fertilizantes nitrogenados en forma de gránulos, aminonitratos, altamente solubles en agua y que los agricultores compran en grandes bolsas. No son productos combustibles, sino oxidantes.

Su detonación es posible en dosis medias y altas y en presencia de sustancias combustibles o fuentes intensas de calor.

Por ello, el almacenamiento del nitrato de amonio debe seguir estrictas normas para aislarlo de líquidos inflamables (gasolina, aceites, etc), líquidos corrosivos, sólidos inflamables o sustancias que emiten calor, entre otras sustancias prohibidos, según una hoja técnica del Ministerio de Agricultura francés.

Con información de AFP.




Comentarios