Alberto Fernández pronunció su discurso ante el Congreso el domingo 1º de marzo. Dos días después, el Ministerio de Salud anunció el primer caso de Covid-19 en la Argentina.


Alberto Fernández pronunció su discurso ante el Congreso el domingo 1º de marzo. Dos días después, el Ministerio de Salud anunció el primer caso de Covid-19 en la Argentina. A los ocho días, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró pandemia a esta enfermedad respiratoria del nuevo coronavirus. Y nueve días después empezó a regir el aislamiento en todo el país.

Gran parte del mensaje presidencial se corresponde con una situación totalmente diferente: las consecuencias de la epidemia eran inimaginables.

Antes los diputados y senadores el Presidente resaltó que el problema más preocupante para su gobierno era “terminar con el hambre que sufren millones de argentinos”, tras haber lanzado, en campaña, el Plan Argentina contra el Hambre.

Pero por la crisis, en varias regiones del país la pobreza podría ascender a más del 50% en el segundo trimestre de 2020, según el economista y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) Martín González Rozada.

Inflación y PBI

“Este gobierno se va a poner al frente de la batalla contra la inflación usando todas las herramientas legales con las que cuenta”, dijo el jefe de Estado en marzo.

Según el Indec, la inflación durante el primer semestre fue del 13,6 por ciento, 8,8 puntos porcentuales menos que en el mismo período de 2019 (22,4 por ciento).

Según el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM), del Banco Central, la inflación minorista para diciembre de 2020 se ubicará en 40,7 por ciento interanual, 13,1 puntos menos que la inflación que dejó Mauricio Macri en su último año de gestión (53,8 por ciento).

Alberto Fernandez y Cristina en el Congreso (Foto:Clarín)

Cabe destacar que la menor suba de precios, entre otros factores, es una consecuencia principal de la menor demanda por la brutal caída de la economía.

Además, es todavía una incógnita cómo va a impactar en los precios de la economía real la emisión monetaria récord para financiar la crisis: lleva impresos más de 1,5 billones de pesos en los últimos seis meses.

Dijo también Fernández, en aquella ocasión: “Estamos generando condiciones macroeconómicas sostenibles”.

Pero no solamente la reestructuración de la deuda externa sigue sin ser acordada sino que, según el REM, se espera para 2020 una caída del 12 por ciento de la economía.

Relaciones exteriores

El Presidente señaló que su intención era que “el Mercosur mire hacia sus propios integrantes y sus propios pueblos, y que profundice una integración dinámica”, y “avanzar con una agenda sin exclusiones, con esquemas de asociación con países desarrollados, con países emergentes y con países en desarrollo”.

Sin embargo, el 24 de abril pasado, la Cancillería anunció el retiro de la Argentina de las negociaciones de este bloque regional con el mundo.

En el Ministerio de Relaciones Exteriores, que lidera Felipe Solá, explicaron que el disparador de la determinación unilateral de la Argentina es “la postura expresada por Paraguay, Brasil y Uruguay de que el Mercosur debe acelerar el acuerdo comercial con Corea del Sur y otros países”, que la Argentina consideraba entonces inoportuno por encontrarse el planeta en plena pandemia.

El Canciller, Felipe Solá

“Corea tiene una política industrial exportadora muy agresiva y barreras paraarancelarias a la importación de productos agrícolas. Era mal negocio por todos lados. Les habíamos pedido a nuestros socios que nos dieran más tiempo para evaluarlo, pero sostuvieron la decisión de avanzar. Por eso nos bajamos de ese acuerdo y nos bajamos en general de todos los acuerdos por suscribirse”, dijeron a este medio en la Cancillería.

Educación

“Honorable Asamblea, querido Pueblo Argentino, mañana comenzarán las clases normalmente en casi todo el país”, anunció el Presidente, y veinte días después las escuelas se cerraron. Algunos distritos tienen plazos de reanudación, pero las clases por ahora no volverán a dictarse con normalidad en todo el país.

“Llevamos ochenta y un días de gestión. Casi nos queda todo el mandato por delante. En este tiempo, hemos alcanzado nuestros primeros logros. Pero seré sincero: advierto que atravesamos un camino que tiene obstáculos“, dijo el Presidente, tal vez siendo premonitorio pero sin imaginar todo lo que sobrevendría.

A las palabras se las lleva el viento, dicen. También, un virus.

Por la corresponsalía en Buenos Aires.




Comentarios