La pandemia dejó en evidencia que los problemas que enfrentan ambas áreas en la mayoría de los casos son similares.


La pandemia que enfrenta nuestro país en este momento está concentrada, casi totalmente, en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que incluye a la Ciudad de Buenos Aires y 40 municipios del conurbano bonaerense. Un problema de esta magnitud dejó en evidencia que, más allá de la línea divisoria que marca la General Paz, ambos distritos enfrentan problemáticas similares.

Es por ello que los diputados radicales Fabio Quetglas (por la provincia de Buenos Aires) y Facundo Suárez Lastra (por la Ciudad de Buenos Aires) presentaron un proyecto de ley para en el mediano plazo articular una agenda conjunta de las problemáticas que enfrenta el AMBA.

Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta, Axel Kicillof. (Foto: Presidencia)

La foto que surge de los anuncios de las sucesivas extensiones de la cuarentena es un ejemplo de ello: tanto el gobierno de Ciudad, Provincia y Nación actuando en forma común para resolver un problema que implica la acción coordinada de los tres sectores.

El proyecto propone la creación de una Agencia para la Región Metropolitana de Buenos Aires que actúe como un ente descentralizado interjurisdiccional, con el objetivo de “dar una respuesta integral y coordinada a los desafíos presentes y futuros que enfrenta la región en su conjunto”, tal como lo describe el proyecto enviado al Congreso.

El AMBA es el tercer conglomerado más grande de América Latina, y el 21° a nivel mundial. Tiene una superficie de 13 mil kilómetros cuadrados, en los que viven un 37% de la población del país y se concentra el 40% del PBI nacional.

(Foto: MARIA EUGENIA CERUTTI / AFP) /

“Por sus dimensiones, complejidad y sofisticación, es un area territorial con una dinámica muy dificil de gobernar y controlar; y la pandemia dejo al desnudo que frente a determinado tipos de shocks, se hace necesario contar con redes de servicios eficaces que puedan contrarrestar o morigerar riesgos”, aseguró el diputado Fabio Quetglas, en diálogo con Vía País.

Respecto al proyecto, agregó que “están dadas las condiciones para mejorar la inversión pública, atender al reequilibrio territorial y garantizar una dinámica metropolitana razonable. Concretamente y primordialmente hay que invertir en planificación, para evitar un crecimiento ingobernado de la mancha urbana”.

Quetglas explicó que “el AMBA es una zona crecientemente fragmentada en términos sociales” y que, con los costos que ello acarrea, la principal inversión “tiene que orientarse a generar un dinamismo económico extendido que difumine las barreras socio territoriales“, concluyó.




Comentarios