El entrenador intentó restarle importancia al hecho y dijo que "es normal que haya diferencias".


En el partido en que Barcelona empató 2-2 con Celta de Vigo, Lionel Messi protagonizó un tenso momento que fue captado por la prensa española, y que generó rumores de discordia dentro del equipo catalán. El entrenador, Quique Setién, le restó importancia a lo ocurrido y dijo que fue “algo natural”.

La situación fue advertida por el programa El Partidazo, de Movistar+. En las imágenes se ve cómo la ‘Pulga’ ignora en dos oportunidades las indicaciones del asistente Eder Sarabia, frente a la atenta mirada del DT. Según medios españoles, esto generó discusiones, e incluso aseguran que en el vestuario se escucharon los gritos de varios referentes del plantel y de algunos asistentes.

En la conferencia de prensa posterior al encuentro, Setién le restó importancia a lo sucedido: “Es verdad que siempre hay controversias. Igual que en la vida, cada uno tiene su manera de ver las cosas y de pensar. Es normal que haya diferencias a veces en las decisiones que tomamos. Yo tampoco era un jugador fácil, porque tienes tu visión de las cosas”, dijo.

Y agregó: “Tenemos que convencer a todos de que la idea común es la que hay que defender. Pero esto lo entiendo como algo natural y hay una comunicación buena. Son cuestiones puntuales a las que no doy ninguna importancia“.

Quique Setién en conferencia de prensa (Foto: Miguel Ruiz/FCB)

Sin embargo, reflexionó: “Todos tenemos que ceder una parte de nosotros, incluidos los futbolistas, por el bien del equipo. No todo lo que te gustaría lo puedes llevar a cabo. Hay que actuar como equipo y sacrificar a veces ciertas cosas personales, es lo que nos dará la victoria la mayor parte de las veces”.




Comentarios