Mientras que más de la mitad está en manos de privados, dicho monto incluye vencimientos de capital y de intereses.


El Gobierno nacional destacó este lunes que hubo avances para “reducir significativamente” el volumen de la deuda pública, aunque indicó que en lo que resta del año se deben afrontar vencimientos por más de 1 billón de pesos hasta fin de año, que en su mayoría están en manos de acreedores privados.

“Con un horizonte de vencimientos más equilibrado, el Gobierno Nacional enfrenta vencimientos de capital e intereses por $1,04 billones en lo que resta del año, de los cuales $570.039 millones, el 55% del total, tienen por acreedor al sector privado”, detallaron.

Los guarismos forman parte del informe sobre la “Deuda en Pesos del Sector Público Nacional” que elaboró el ministerio de Economía que encabeza Martín Guzmán con los datos hasta mayo, y en el que se resaltaron las gestiones para descomprimir la situación porque, recordaron, “en diciembre de 2019” esos compromisos “alcanzaban niveles insostenibles, ubicándose en torno al 89,4% del producto, con cerca del 80% de dicho stock denominado en moneda extranjera”.

Diego Bastourre (i), secretario de Finanzas de la Nación, junto a Ramiro Tosi, subsecretario de Finanzas. (Prensa Ministerio de Economía)

“En diciembre, el panorama del mercado de deuda en pesos era muy complejo, estaba virtualmente cerrado. Los vencimientos para el 2020 eran muy elevados y concentrados en el primer semestre. El mercado estaba totalmente ilíquido con títulos que cotizaban al 35%-40% de paridad”, explicó el secretario de Finanzas, Diego Bastourre.

Y luego, el funcionario nacional agregó: “La política de normalización que llevamos adelante hoy muestra logros significativos: baja de tasas de interés a niveles sostenibles, extensión de plazos, reducción sustancial de los vencimientos en 2020 y aumento de la participación de la financiación en pesos en el total de deuda”.

“La sostenibilidad de la deuda pública radica en dos ejes principales. Por un lado, propiciar el financiamiento del Estado en moneda nacional de forma tal de reducir la exposición de la economía a los vaivenes del tipo de cambio. Para ello, el fortalecimiento del mercado de deuda pública en pesos resulta fundamental”, indicaron desde Hacienda, y completaron señalando que la otra misión es “lograr atractivo en los instrumentos en pesos que refleje una relación positiva entre plazo y rendimiento exigido”.

Informe "Deuda en Pesos del Sector Público Nacional" by Via País on Scribd

Para lograr esto último, subrayaron que es necesario “normalizar la curva de rendimientos en pesos en niveles compatibles con la recuperación económica y la sostenibilidad de la deuda pública ha sido uno de los objetivos principales”.

“Concretar este último objetivo es un requisito indispensable para estimular el desarrollo del mercado de capitales doméstico, elemento crucial para incentivar el ahorro en instrumentos denominados en pesos. Además, para los gobiernos provinciales constituye una fuente de financiamiento significativa y para las empresas representa una alternativa al fondeo bancario”, insistieron.

Sobre los resultados de las acciones que se emprendieron desde el 10 de diciembre pasado, cuando Alberto Fernández asumió la Presidencia, en Hacienda aseguraron que “en los primeros 6 meses de gestión y como resultado de la agenda de normalización del mercado de deuda pública en pesos, el Gobierno Nacional logró reducir sensiblemente tanto el importe como la concentración de los vencimientos para el año 2020”.

“Además, el stock de pasivos denominados en moneda local aumentó su proporción en el total, pasando de representar el 14,4% en noviembre de 2019 al 15,3% al cierre del mes de mayo. Asimismo, el Gobierno consiguió extender los plazos de sus obligaciones, incrementando la participación de bonos por sobre las letras, que redujeron su participación en el total”, detallaron.

Indicaron además que en el mes de mayo, los pagos en concepto de títulos públicos en moneda nacional ascendieron a $95.706 millones, concentrándose principalmente en el pago de amortizaciones de LECAPs por $32.963 millones y el pago de intereses del Bono TN20 por $19.230 millones.

“Con este esquema de vencimientos, se continuaron las licitaciones de letras a descuento y se ampliaron las colocaciones de instrumentos ajustables por CER (letras y bonos)”, explicaron.


En esta nota:

Economia Deuda


Comentarios