Estalló el escándalo en el "Bailando por un sueño" de Chile: el Canal 13 trasandino acaba de confirmar el primer caso positivo por coronavirus entre uno de los integrantes del staff del estelar ciclo de baile que comenzó hace unas semanas en el país vecino.

El pasado 25 de abril volvió al prime time de la prestigiosa emisora una nueva edición del certamen que en la Argentina conduce Marcelo Tinelli. Por motivo de la pandemia y de la cuarentena decretada por el gobierno de Sebastián Piñera, algo más flexible que la local, el show televisivo había dejado de emitirse el 20 de marzo, cuando se decretó la emergencia sanitaria por el coronavirus.

"El miércoles 3 de junio se informó a la producción del programa que un miembro del equipo dio positivo en el test de Covid-19. Esto inmediatamente activó todos los protocolos establecidos por la productora Lateral y Canal 13", informó la señal privada.

El show televisivo había dejado de emitirse el 20 de marzo, cuando se decretó la emergencia sanitaria por el coronavirus.

El equipo agregó que la persona infectada se encuentra asintomática y cumpliendo con el período de cuarentena obligatoria.

En esta vuelta, el Bailando encontró una gran aceptación por parte del público, con números de rating altos, superando todas las expectativas. Nada hacía suponer que se generaría una polémica impensada.

​Pero la Secretaria Regional Ministerial de Salud (Seremi) inició un sumario al canal luego de hacer una inspección a los estudios desde se emite el ciclo. De acuerdo a las indicaciones de los expertos, las instalaciones no cumplían con las normas sanitarias esenciales para prevenir contagios entre el jurado y los participantes.

La persona infectada se encuentra asintomática y cumpliendo con el período de cuarentena obligatoria.

Al momento del inicio del programa, ya se había grabado un mes de capítulos para tener material adelantado, inclusive el primer programa. Tras lo ocurrido, se generó un sinfín de comentarios negativos en las redes sociales por la falta de cuidados pertinentes y por incumplir con el distanciamiento social. El Consejo Nacional de Televisión (CNTV) recibió más de 400 reclamos contra el canal emisor.

El desarrollo del programa se verá afectado, porque deberán aislar a quienes estuvieron cerca de la persona que contagiada (contacto estrecho). Una situación que no hace más que dificultar el regreso del programa en las próximas semanas.

Pero eso no es todo. Además, aparecieron algunos integrantes del show con síntomas relacionados al virus. Yamila Reina, participante del certamen, dialogó con "Intrusos" y confirmó todos los problemas que atraviesa el programa y adelantó que "se suspendieron las grabaciones".

"Tenemos algunas ediciones grabadas y adelantadas, pero en estos días aparecieron algunos integrantes del show (no precisó si eran bailarines o parte de la producción o cuerpo técnico) con síntomas que podrían ser de coronavirus. Por eso se levantaron las grabaciones por 14 días (tiempo que dura la cuarentena ante la duda de un caso positivo)", contó.

Canal 13 emitió un comunicado en el cual justificó su accionar

Debido a los repudios, Canal 13 emitió un comunicado en el cual justificó su accionar y aclaró que "el ciclo comenzó sus grabaciones antes que se decretara la cuarentena obligatoria que ahora rige en Santiago de Chile".

El canal puede percibir una multa equivalente a 47 millones de pesos chilenos (alrededor de cuatro millones de pesos argentinos). "La logística y la artística se realizó siguiendo un protocolo que cumple con todas las medidas de sanidad exigidas por las autoridades. Los miembros del jurado y del BAR se encuentran separados por acrílicos, y todo el tiempo se cuida que cada persona que esté en el estudio esté al menos a un metro y medio de distancia", asegura el texto.

La situación es delicada y los integrantes del ciclo saben que hay que reforzar las medidas de sanidad y de control para volver a grabar los más pronto posible. El conductor y productor del programa, Martín Cárcamo, también está al tanto de los recaudos que se deben tomar para garantizar la seguridad de los participantes y el equipo de la producción.

Tinelli y su productora siguen muy de cerca lo que sucede en Chile.

En la Argentina, Tinelli y su productora siguen muy de cerca lo que sucede en Chile, porque saben que la experiencia en ese país puede servir de antecedente para cuando finalmente el Bailando 2020 regrese a la televisión.

Mientras tanto, las autoridades chilenas siguen recibiendo críticas y quejas por el programa de baile, que sigue emitiéndose, ya que tiene algunos episodios adelantados.