La empresa tuvo una caída del 97% de sus ingresos debido a la pandemia.


La empresa Aerolíneas Argentinas suspenderá este lunes alrededor de 7500 trabajadores por los meses de junio y julio, debido al impacto económico de la pandemia en el sector.

Los trabajadores suspendidos cobrarán una “asignación remunerativa” que no será menor al 75% del salario.

“Ante el cese prácticamente total de las actividades desde hace más de dos meses, hemos tomado la decisión de entablar las negociaciones en el marco del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, a fin de proceder a la suspensión temporal de parte de los trabajadores del grupo empresario”, dice el comunicado de la empresa, informó Clarín.

Por su parte, la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA) alertó en un comunicado que no aceptará “ningún tipo de desvinculación encubierta” y llamó a la empresa “a recapacitar y a buscar otras alternativas que no produzcan ninguna merma en los puestos de trabajo y salarios” de los empleados.

(Foto: EFE/ Aerolíneas Argentinas)

La actividad de Aerolíneas Argentinas casi se paralizó desde el inicio de la cuarentena obligatoria el 20 de marzo pasado y no se reanudaría hasta el 1 de septiembre, la fecha fijada por el Gobierno argentino para habilitar el transporte aéreo comercial en el país suramericano.

La compañía aérea solo realizó en estos meses vuelos de repatriación de ciudadanos varados en el exterior y para el traslado de material sanitario para afrontar la pandemia de COVID-19.

Las autoridades convocarán una mesa de trabajo a los representantes de las seis asociaciones sindicales presentes en la compañía para alcanzar un acuerdo que permita “adecuar el funcionamiento de la compañía al escenario actual y preservando, en la medida de las posibilidades, los intereses de los trabajadores y trabajadoras”, subrayaron.

El presidente del Grupo Aerolíneas Argentinas estatal, Pablo Ceriani, ya había anunciado a principios de mayo la fusión de Aerolíneas Argentinas con Austral Líneas Aéreas en una decisión que permitiría ahorrar cerca de 100 millones de dólares durante el primer año y ganar eficiencia, en medio de la fuerte crisis que atraviesa todo el sector aerocomercial mundial por la pandemia de COVID-19. EFE




Comentarios