La "Caravana por la Libertad" tuvo lugar este sábado en varias ciudades del país con el objetivo de expresar el malestar por el aislamiento.


Luego de 72 días de aislamiento obligatorio por el coronavirus, miles de personas en todo el país se manifestaron hoy luego de convocarse por redes sociales contra la cuarentena social, preventiva y obligatoria dispuesta por el Gobierno para frenar la propagación del coronavirus.

La denominada “Caravana por la Libertad” propuso movilizarse en auto, desde las 17 horas, a través de las principales avenidas y los circuitos céntricos de distintas ciudades del país, para pedirle al Gobierno mayor flexibilidad en las medidas.

Bajo el hashtag #caravana30M, muchos tuiteros comenzaron a promover en las últimas horas la convocatoria que, en la Capital, tuvo su epicentro en el Obelisco.

La prohibición de las actividades económicas no esenciales ha levantado la protesta de los sectores más afectados, sobre todo comerciantes y trabajadores independientes. “Basta de cuarentena, libertad de trabajo”, se leía en uno de los carteles que portaban los manifestantes en torno al Obelisco porteño.

En otros puntos como en Tigre, en el norte de Buenos Aires, la protesta se limitó a una caravana de automóviles que hicieron sonar sus bocinas. Pese a las protestas, casi el 85% de los argentinos aprueba la prórroga de la cuarentena que vencerá el 7 de junio, según un sondeo de la consultora Raúl Aragón y Asociados.

Cientos de personas se manifiestan en contra de la cuarentena en el Obelisco (Foto: Clarín)

Para quienes no pudieron movilizarse en su propio auto o concurrir a los puntos de reunión, se lo invitó a participar desde las 17 horas de un cacerolazo desde su casa o en cualquier esquina. “Sí a la libertad, no al comunismo” y “Queremos trabajar y que nos lo permitan” son algunos de los mensajes difundidos en las redes sociales por estas horas.

En la Ciudad de Resistencia (Chaco) médicos autoconvocados atendieron el llamado y se sumaron a la caravana. Lo hicieron en reclamo por las condiciones de precariedad y desprotección en las que cumplen funciones en uno de los puntos más afectados por el Covid-19 del país. 

En varios de los mensajes para justificar la marcha, cuestionaron al presidente Alberto Fernández por aparecer en actos en distintas provincias rodeado de personas y sin cumplir con las medidas básicas de prevención, como el correcto uso del tapabocas o el distanciamiento social recomendado por los profesionales de la salud. “Salgamos para ser República de libres bajo la irrestricta supremacía de la Constitución Nacional”, dice uno de los tantos tuits en contra de la cuarentena.

Iniciativas similares se llevaron adelante el lunes pasado en la Plaza de Mayo, con manifestante que acudieron a pie; y en la localidad bonaerense de Tigre, donde los vecinos del complejo Villanueva circularon en sus vehículos para protestar contra la extensión del confinamiento.

(Foto: REUTERS/Agustin Marcarian)

De igual modo, ayer a las 16 horas, se concentraron en el Obelisco de la Ciudad a dueños de pymes y comerciantes afectados por la pandemia. “No al Estado totalitario” o “Vení a marchar por la libertad” fueron algunas de las consignas de la movilización, que le exigió al Estado “una cuarentena inteligente” y “libertad para trabajar y movilizarse”.

A más de dos meses del inicio de la cuarentena, son cada vez más los reclamos para que el Gobierno disponga la reapertura de actividades industriales y comerciales, incluso en grandes centros urbanos como la Ciudad de Buenos Aires o el conurbano bonaerense.

Asimismo, las citas a las movilizaciones masivas se realizan en medio de un debate sobre si son legales las manifestaciones populares en este contexto.




Comentarios