Ocurrió en Merlo. Uno de los agentes de la Bonaerense se enojó y reaccionó irresponsablemente.


Siete efectivos de la Policía Bonaerense realizaron una fiesta en plena cuarentena obligatoria por el coronavirus y uno de los agentes terminó disparando contra las casas de los vecinos.

El hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Merlo, a metros de la esquina de las calles Azopardo e Independencia. Allí, siete agentes del comando de patrulla de Moreno de la Policía Bonaerense, junto a dos civiles, se reunieron en la casa de uno de ellos para hacer una fiesta.

A partir de la indignación, un vecino -cansado de la música y los gritos- habría roto el auto de un agente, quien se enojó y comenzó a disparar con su pistola 9 milímetros contra algunas casas vecinas. De hecho, la policía científica confirmó los balazos.

En el caso, interviene la Unidad Fiscal de Investigación (UFI) 2 de Morón, a cargo de Fernando Capello, que está a cargo de la investigación. Por otro lado, la causa recayó en el Juzgado Federal Nº 2.

Asimismo, Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad ya tiene en sus manos el expediente para tomar cartas en el asunto. 




Comentarios