Sucedió en Costa Rica. El pequeño logró vencer al cáncer luego de casi dos años.


El caso de un niño que venció al cáncer luego de un año y nueve meses de someterse a un tratamiento de quimioterapia dio la vuelta al mundo debido al emotivo mensaje que la familia pintó en su auto al dirigirse a su última sesión.

Josafat Mora Chacón tiene nueve años, vive en Costa Rica y fue diagnosticado con cáncer de hígado después de quebrarse una costilla y recibir un tratamiento erróneo por una supuesta infección urinaria. “Él se cayó de la bici unos dos meses antes y se quebró una costilla y en el hospital le dijeron que era una leve fisura y lo mandaron para la casa”, dijo Jairo, el padrastro del nene, al medio local La Teja.

“Pasó casi un mes y le comenzó a dar fiebre, por lo que lo llevamos al hospital y el doctor les dijo que no era lógico que producto del golpe tuviera temperatura, lo palpó y le sintió algo extraño”.

Y prosiguió :”Josafat es como mi hijo, me hago cargo de él desde que tenía tres años, por eso cuando me dijeron que esta iba a ser su última sesión de quimioterapia me dije que tenía que hacer algo y fue cuando se me ocurrió poner el mensaje en el parabrisas del carro de mi hermana”, contó.

El padrastro del niño contó que “el tratamiento hizo que se le acelerara el cáncer que aún no le habían detectado, por lo que volvimos al mismo médico de la primera vez, le mandó una referencia para un ultrasonido al hospital porque estaba seguro que él tenía algo. Lo llevamos el 15 de agosto del 2018 y le hicieron una placa donde salió una gran mancha en el hígado. Le hicieron, ahora sí, el ultrasonido y encontraron la masa de 22 centímetros de ancho por 12 de largo, por lo que lo remitieron al Hospital de Niños de inmediato”, contó Jairo.

Fue así como el hombre escribió “hoy es mi última quimio”, en el vidrio del auto. “Muchas personas nos han contactado para felicitarnos y Josafat estaba muy contento por eso, los saludaba cada vez que nos tocaban en la calle”, concluyó.




Comentarios