La pena, el delito por el que fue condenado y los fundamentos se darán a conocer el 2 de junio en una nueva audiencia.


El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora condenó este miércoles a Marcos Bazán en el juicio por el femicidio de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años que en 2016 apareció violada y asesinada en la reserva Santa Catalina, de esa localidad.

Bazán es el dueño de la casa de la reserva de Santa Catalina donde se cree que fue retenida, drogada, violada y asesinada la adolescente de 16 años en 2017. El TOC 7 anunció que la lectura de la sentencia, es decir la pena y el delito por el que fue condenado, y los fundamentos, se darán a conocer recién el 2 de junio a las 12 en una nueva audiencia.

Anahí Benítez fue asesinada en 2017

Bazán (34) siguió el juicio por videoconferencia desde la Unidad 9 de La Plata, donde cumple su prisión preventiva.

El martes, Silvia Pérez, mamá de Anahí, dijo que espera que Bazán sea condenado y pidió que la Justicia avance sobre los encubridores y otras personas que “por acción u omisión” estén vinculadas al crimen de su hija.Además manifestó que no cree que haya nadie que pueda dudar de que Anahí “estuvo en la casa de Bazán y que allí ocurrió esta tragedia”.

Inhumaron los restos de Anahí Benítez

El debate se inició en febrero pasado, con otro imputado en el banquillo de los acusados, Marcelo Sergio Villalba (42) -cuyo ADN fue hallado en el cuerpo de la víctima- pero este hombre dejó de ser juzgado en la segunda audiencia porque una junta médica concluyó que era un “psicótico” que no estaba en condiciones de estar en el proceso.

En su alegato de la semana pasada, el fiscal Carrión afirmó que Anahí fue “torturada y cosificada”, y pidió para Bazán la pena de prisión perpetua como coautor, o en su defecto partícipe necesario, de los delitos de “privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género” (femicidio) y como partícipe necesario de un “abuso sexual agravado por acceso carnal”.

Más allá de que ya no estaba siendo juzgado, el fiscal también se refirió a Villalba -quien ya tiene una condena por un abuso en Capital Federal- como autor de la violación de Anahí y coautor del crimen, y recordó que el celular de la víctima se halló en poder de uno de sus hijos.

La hipótesis de la fiscalía es que Anahí conocía a Bazán por el interés que ambos tenían por la naturaleza y por sus inclinaciones artísticas y que, en ese contexto, el imputado la secuestró, la retuvo en su casa, la drogó con “burundanga” y ahí fue violada por Villalba.

Para los investigadores, luego de ello y al ver la búsqueda policial que se desarrollaba por la joven, los acusados “tomaron la decisión de quitarle la vida” para ocultar los delitos que habían cometido.

Anahí fue vista por última vez el 29 de julio de 2017 cuando salió de su casa de Parque Barón, en Lomas de Zamora, para dar un paseo y el 4 de agosto su cadáver fue encontrado desnudo, con lesiones cortantes y golpes en la cabeza, enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina.

La autopsia determinó que fue estrangulada, que le habían suministrado drogas y que en esas condiciones fue abusada.




Comentarios