El Gobierno apunta los recursos sanitarios a esta región, que será la última en levantar la cuarentena.


La viceministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, es la funcionaria que todas las mañanas da el primer reporte sobre la evolución de la pandemia en el país y estimó que el 70 por ciento de los casos se registran en el área metropolitana de Buenos Aires.

La también llamada “región Metropolitana” es el conglomerado urbano (unos 17 millones de personas) que reúne a la Capital Federal y a 40 municipios de la provincia de Buenos Aires.

Los gobiernos nacional, porteño y bonaerenses coinciden en el plan DetectAR (diseñado por la Nación), con un despliegue de test masivos y controles en barrios vulnerables y villas.

Intendentes oficialistas y opositores bonaerenses están alineados con las políticas diseñadas por el gobierno nacional. El viernes la oficina de prensa de Presidencia de la Nación difundió una foto con Alberto Fernández y Ginés González García con el jefe de de gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y el vicejefe, Diego Santilli. En el tema pandemia, a nivel ejecutivo, parece no haber grieta.

(Foto: ALEJANDRO PAGNI / AFP)

En niveles institucionales menores, aparecen diferencias y contrapuntos. El intendente peronista bonaerense Fernando Gray dijo que los últimos casos detectados en su distrito (Esteban Echeverría) habían sido importados de la Capital Federal.

“Nosotros hemos hecho una cuarentena muy estricta y creemos que hay que mantenerla, pero cuando la Ciudad de Buenos Aires flexibiliza el comercio y empieza a haber más tránsito y afluencia de público eso impacta negativamente nuestro territorio”, dijo Gray.

Esta opinión tiene el respaldo de grupo grande de intendentes. “Si vemos que hay una aceleración de la curva más allá de los previsto, podemos desandar las medidas de flexibilidad”, dijo el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós.




Comentarios