"Dice que quiere romper la grieta y después te pega patadas por abajo de la mesa", declaró la exministra de Seguridad.


La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, criticó a Alberto Fernández por sus dichos contra la ex gobernadora María Eugenia Vidal, y aseguró que el presidente “dice que quiere romper la grieta y después pega patadas por abajo de la mesa”. Además, cuestionó la decisión de la Oficina Anticorrupción (OA) de dejar de ser querellante en dos causas contra Cristina Kirchner y sus hijos.

En una entrevista con radio La Red, la exfuncionaria contó que habló con la exgobernadora bonaerense luego de que el jefe de Estado la criticara, y cuestionó la actitud de Fernández: “Si el Presidente está planteando que quiere romper la grieta y construir la unidad y te pega por abajo de la mesa unas patadas, es un juego totalmente sucio. No va con las características de decir que trabajás y hacés un esfuerzo con el otro”, dijo.

Y sobre el tema, agregó: “Por supuesto que podemos decir que tuvimos errores, pero el ataque del gobierno actual, sin memoria de sus propias acciones, no es solamente si hiciste o no un hospital, sino una concepción del kirchnerismo que es que la responsabilidad siempre es del otro. No podemos aceptar eso”.

Alberto Fernández (Foto: Prensa Presidencia/DPA)

Con respecto a la decisión de la Oficina Anticorrupción (OA) de no ser querellante en dos causas contra la familia Kirchner, la presidenta del PRO opinó que “es algo serio, grave. El hecho de que todo el organismo técnico decidió no seguir al responsable, decir que lo que está haciendo es ilegal y que no va con los principios del organismo, y que el mismo director lo haga igual demuestra que fue una acción meramente política para salvar a la vicepresidenta de los casos por los que está siendo acusada”.

En ese sentido, la exministra de Seguridad afirmó que el Gobierno “va a camino a ir poniendo todos los días un elemento nuevo en este intento de la consagración de la impunidad que viene construyendo”.

Y para cerrar, planteó: “Es una oficina importante, pero siempre se ha cuestionado qué tipo de autarquía tenía, si efectivamente respondía o no al Poder Ejecutivo. Una posibilidad es que haya una terna de personas que tengan las capacidades de control y que sean independientes para todos. Me gustaría más eso que tener una figura opositora, porque sino podría transformarse en un lugar para hacer política contra el otro”.




Comentarios