Investigadores descubrieron que ejemplares se adaptaron a menores temperaturas.


En pleno aislamiento social obligatorio por la pandemia del Covid 19, persiste la problemática del dengue. En el país, se notificaron más de 40.000 casos por sospecha de dengue en los últimos ocho meses, siendo la mayoría autóctonos (sin antecedentes de viajes) y hay al menos 10 personas fallecidas hasta el momento.

En el último mes, los nuevos casos positivos confirmados fueron más de 12.000, según el Ministerio de Salud de la Nación. Solo en 30 días los casos confirmados aumentaron más de un 700%: hasta el 2 de marzo eran 1743 confirmados (6991 casos notificados).

En pleno aislamiento social obligatorio por la pandemia del Covid 19, persiste la problemática del dengue.

Ahora, científicos del Grupo de Mosquitos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA) realizaron un importante descubrimiento en un los insectos portadores del dengue.

Según el reciente estudio, especímenes de la familia Aedes aegypti oriundos de la provincia de Buenos Aires lograron adaptarse al clima en función de las horas de luz.

La doctora Sylvia Fischer, quien integró la investigación y forma parte del Conicet, aclaró que se trata de un proceso ligado a la señal ambiental que regula la eclosión de los huevos. “Este factor determina si van a poder eclosionar o no. El mecanismo se llama fotoperíodo”, explicó. 

En la Argentina, el vector está avanzando en su distribución y se lo ha encontrado en el centro de Buenos Aires, La Pampa, Mendoza, San Juan, Neuquén y Río Negro.

Tiene que ver con la cantidad de horas que están expuestas a la luz las madres de las crías. “Es un indicador mucho más confiable que la temperatura, que es fluctuante y podría confundir a los bichos”, aclaró.

Según el informe, las hembras de Aedes aegypti lograron hallar localmente la diapausa, a diferencia de la extensa bibliografía que dicta lo contrario. Este último hallazgo no solo sorprendió a la comunidad científica, sino que también encontró algunos adversarios.

No obstante, Fischer explicó que en la Argentina, el vector está avanzando en su distribución y se lo ha encontrado tanto en el centro de Buenos Aires como en La Pampa, Mendoza, San Juan, Neuquén y Río Negro. El Aedes aegypti es el único mosquito que puede transmitir dengue en el país. También transmite otras enfermedades como chikungunya, zika o fiebre amarilla.

Eliminar los posibles criaderos de mosquitos sigue siendo la medida más efectiva de combatir el dengue.

Eliminar los posibles criaderos de mosquitos sigue siendo la medida más efectiva de combatir el dengue, ya que aún no existen vacunas preventivas o medicamentos que curen la enfermedad.




Comentarios