Principalmente en la industria, el comercio, los servicios y el sector primario, indica un informe del CEPA.


Según un informe del Centro de Política Económica Argentina (CEPA), un poco menos de 300.000 trabajadores sufrieron algún tipo de reducción o atraso salarial en el último mes, como consecuencia de la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

“Se computan 3070 casos de atrasos de pago, 54.030 reducciones salariales de hecho, 8480 casos de suspensiones con reducción salarial y 231.483 casos de reducciones salariales acordadas con el gremio”, detalla el informe.

En este último segmento -acuerdo entre empleadores y el gremio- destaca el caso de los trabajadores metalúrgicos, que acordaron que no haya despidos a cambio de percibir solo el 70% del sueldo habitual (unos 126.000 casos); y el acuerdo de los petroleros, unos 64.500 casos.

Así, las empresas se verán beneficiadas también con la ayuda de Anses del pago del 50% de los sueldos, ya que la suma se calcula sobre el salario de febrero, que corresponde a un 100%, a diferencia del 70% que acordaron pagar ahora.

Según el DNU N° 376, ese salario complementario no podrá ser inferior a un salario mínimo, vital y móvil ($16.875) ni superar dos salarios mínimos, vitales y móviles ($33.750), o al total del salario neto correspondiente a ese mes.

Sobre el relevamiento del estudio, CEPA aclara que “se trata de aquellos casos que han cobrado estado público, por lo que es posible omitir situaciones que ocurren en el mundo informal –con empresas sin registración, unipersonales o familiares- y en aquellos casos donde la ausencia sindical o ausencia de cobertura periodística ha impedido dar a conocer las rupturas contractuales o pérdidas salariales”.

La industria es la que comanda los acuerdos son reducción salarial, con 79% de los casos (el peso del acuerdo de la UOM y petroleros es significativo), seguido por comercio (11%), servicios (5%) y el sector primario (se concentran en minería, 4%)”, indican.

Comercios cerrados en Carlos Paz piden que se declare la “emergencia comercial”.

En el comercio, agregaron, “prevalecen los casos de reducciones salariales, particularmente en comercios de expendio de comidas (se concentran en las cadenas de comidas rápidas y un número importante de restaurantes), y suspensiones con reducción salarial, en el sector de venta de electrodomésticos (Garbarino/Compumundo), y casas de venta de productos deportivos (Dabra)”. Y “entre los servicios, se destaca lo relacionado con recreación, y turismo, donde se produjeron cuantiosas suspensiones”.




Comentarios