La cuarentena por el avance del coronavirus genera muchas consecuencias a nivel social y económico. A las que ya se conocen, se suman otras inesperadas, como el boom del uso del viagra. Según el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, la venta de sildenafilo se disparó desde que comenzó el aislamiento social obligatorio en el país.

Desde la entidad, aseguraron que la compra desmedida de este fármaco ya generó desabastecimiento, dado que se empezaron a registrar faltantes en algunos puntos de venta.

La compra desmedida de este fármaco ya generó desabastecimiento, dado que se empezaron a registrar faltantes en algunos puntos de venta.

Antes de que termine el mes, los comercios ya vendieron casi toda su mercadería correspondiente a marzo. "Hubo un consumo imprevisto", confirmó Marcelo Peretta, Secretario General del gremio.

"Los laboratorios ya saben cuánta cantidad venden en cada mes del año, ya está segmentado el mercado. Pero esta es una situación inédita donde hay más actividad sexual porque hay más tiempo libre dado que la gente está encerrada en su casa y por eso se está vendiendo más", explicó.

"Ante una situación como esta, a las personas les da temor de que los productos se acaben o que sea mucho más difícil conseguirlos. Es por eso que hacen compras grandes, y el viagra no está exento", confirmó.

La mayoría de las marcas conocidas de la pastilla azul están agotadas, aunque todavía queda stock de las menos vendidas.

Cuando explotó la pandemia en la Argentina, el alcohol en gel desapareció de las góndolas. Por eso se limitó la cantidad de producto que se podía llevar por persona. Desde el sindicato, creen que habría que tomar una medida similar con el viagra. "La semana pasada hubo faltantes de algunas marcas. Estamos bajando línea sobre limitar la cantidad que se le entrega a cada cliente", aseveró Peretta. Y compartió su sorpresa: "Nunca se pensó que se iba a vender semejante volumen de viagra".

Actualmente, la mayoría de las marcas conocidas de la pastilla azul están agotadas, aunque todavía queda stock de las menos vendidas, pero que tienen los mismos efectos. "Hay distintas opciones, les sugiero que hablen con un farmacéutico para que les recomiende cuál llevar en función de lo que se busque", concluyó Peretta.