El presidente Alberto Fernández le envió este miércoles un duro mensaje a quienes violen la cuarentena obligatoria: "Les aviso que a dónde los encontremos los detenemos y les vamos a sacar los autos porque son unos inconscientes, porque lo que no entra con la razón va a entrar con la fuerza".

El Jefe de Estado se pronunció así al ser consultado sobre el incremento del tránsito vehicular en rutas, autopistas y accesos a la Capital Federal, al término del fin de semana largo. "Es posible que entre la gente que se mueve, haya gente que no está autorizada", advirtió.

Largas filas de autos y colapso en el acceso sur de Mendoza

El Presidente calculo que está previsto que este miércoles “un total de 230.000 personas” se movilicen en la región metropolitana y en el ingreso a la Capital Federal, pero consideró que “eso no es nada si se tiene en cuenta que diariamente entran (a la Ciudad) 9 millones de personas”.

"Hoy van a encontrar 122.000 personas que trabajan en salud, en la Ciudad y alrededores. 10.000 personas más que trabajan en la alimentación, en supermercados, en farmacia, en algunos negocios de cercanía", repasó a través de un audio que difundió A24.

El primer mandatario indicó que este martes se coordinó con los representantes de las fuerzas de seguridad federales, de la Capital Federal y de la provincia de Buenos Aires el operativo para extremar los controles frente a la movilización previstas por el término del fin de semana largo.

“Con los intendentes hemos acordado que ellos van a custodiar todos los accesos a las autopistas y arriba de las autopistas va a estar Gendarmería y adentro los agentes de la Ciudad”, repasó.

Alberto Fernández aseguró que "todo está organizado", pero advirtió: "Es posible que entre la gente que se mueve haya gente que no está autorizada. Les aviso que a dónde los encontremos, los detenemos y les vamos a sacar los autos, porque son unos inconscientes, porque lo que no entra con la razón, va a entrar con la fuerza".