En 2011, se emitió por Telefe la sexta edición de Gran Hermano Argentina. El aislamiento duró 140 días y el ganador, Cristian Urrizaga ("U"), se ganó un viaje a Barbados, una moto y un cheque de $382.857.

Entre los participantes, hubo uno que se destacó por sus anécdotas insólitas y su calidez: el pampeano Martín Pepa, quien salió cuarto, permaneciendo en la casa por 138 días.

Muchos lo recuerdan por su historia ¿romántica? con una oveja. Años después de terminado el show, Martín contó que, en realidad, eso había sido un chasco para entretener a sus compañeros y a la audiencia.

Martín Pepa, en su época de GH. (Web)

"Estábamos en un charla en la casa, ninguno parecía conocer mucho La Pampa y empecé a hacer un chiste relacionado con el mito de que los peones de campo tienen relaciones sexuales con ovejas. El tema es que ese mito lo hice como propio para ver quienes caían. Las mujeres lo creyeron pero luego lo expliqué, pasa que muchos cortaron esa parte y lo dieron por cierto", confesó en una entrevista.

Es que, según explicó posteriormente, gran parte de las cosas que hizo y dijo eran parte de una "estrategia" para llegar a la meta (¡y casi lo logra!). Por ejemplo, su famosa compra de 15 kilos de lechuga, que la gente todavía le reprocha por la calle.

Hoy, el joven tiene 33 años. Apenas salió de la casa de GH, viajó a Córdoba y se internó nuevamente puertas adentros. Esta vez, con un propósito muy distinto: recibirse de licenciado en Comunicación. Al cabo de un año, lo logró. Y, desde entonces, su crecimiento personal y profesional fue enorme.

Comenzó a trabajar como productor para señales como Telefe, Disney, Nickelodeon; y hasta condujo el ciclo "Sumá miles de pesos", por la pantalla de El Trece.

Martín Pepa en la actualidad. (Instagram)

Posteriormente, montó una consultoría para políticos y empresas, junto a su hermano. También se dedica al gaming, la coordinación de contenidos audiovisuales y es DJ.

En Instagram, donde lo siguen 61 mil personas, se define como un "pibe multimedia". Aunque su verdadero éxito está en Twitter: allí, casi 224 mil usuarios consumen todo lo que publica.

En 2017, fue a través de esa red social donde envió un saludo a los allegados de Rocío Gancedo, su excompañera de Gran Hermano, quien lamentablemente se quitó la vida.

Martín Pepa y sus condolencias tras el suicidio de Rocío Gancedo. (Twitter)

¿Qué piensa actualmente de su paso por la casa? Martín asegura que no cambió radicalmente su vida. De hecho, explica que la muerte de su papá, poco tiempo después, representó el verdadero quiebre para él.

Sin embargo, es indudable que el programa le brindó los contactos para desarrollar todo su potencial. "Un amigo me dijo del casting de Gran Hermano y me pareció una buena forma de estar conectado con el medio, para mi carrera. Siempre lo vi como eso", admitió en una ocasión.

En South Beach, hace dos semanas. (Instagram)

Al igual que el resto de la población, el joven mantiene la cuarentena obligatoria. Según mostró en su cuenta de Instagram, hace dos semanas estaba en Miami, así que debe extremar los cuidados.

Su faceta gamer. (Instagram)

Sus historias recientes muestran el "aplausazo" a los médicos, en medio de la pandemia en curso. Y su última foto, ya desde Vicente López, acumula 772 likes: "Este posteo no hablará de coronavirus. Solo paso a desearles buena onda. ¿Sale un Fornite?", escribió.