"Lechuga" también resaltó que en el club de la Ribera le "faltaron el respeto como a ningún otro entrenador en la historia de la institución".


Gustavo Alfaro habló sobre su paso como entrenador de Boca y puso de manifiesto lo que significó para él dirigir al “Xeneize” con una frase contundente: “al club llegué con 56 años y me fui con 82”.

En diálogo con TyC Sports, Alfaro, que en algún momento había anunciado que a fin de 2019 se quería ir de Boca para “recuperar” su vida, también resaltó que en el club de la Ribera le “faltaron el respeto como a ningún otro entrenador en la historia de la institución. Seguramente será porque no tengo periodistas amigos”.

“Lo que pasa es que yo nunca hice lobby para dirigir en ningún lado y tampoco en Boca, porque al club llegué porque me convocó Nicolás Burdisso, que era el manager. En algún diario publicaron cosas que no eran ciertas y mi familia sufrió mucho”, argumentó.

“Pero creo que tampoco sería justo que vaya al club a retirar la medalla que ganó el equipo en la Superliga, porque el título lo consiguieron los jugadores“, admitió.

Luego, Alfaro dijo que “Daniel Angelici fue un muy buen presidente de Boca” e indicó que “este plantel tiene la capacidad suficiente como para ganar la Copa Libertadores”.

“Dirigir a Boca es como hacerlo todos los días con la Selección Argentina. Después de salir campeón con Miguel Russo algunos jugadores me llamaron. Pero la verdad que el reconocimiento de él, Carlos Tevez y Julio Buffarini me sorprendió a medias, ya que uno a veces espera esas cosas de los demás”, expresó.

Alfaro se encuentra atravesando un período de cuarentena tras haber regresado de Estados Unidos, donde asistió al cumpleaños de su hija que vive en Nueva York. 

El DT tiene chances de incorporarse a Colo Colo, de Chile, cuyo delantero argentino ex Boca, Pablo Mouche lo elogió en el diario local La Tercera, al señalar que “Lechuga” es “un entrenador de gran trayectoria que está en el auge de su carrera”.




Comentarios