Agentes de la Policía española sorprendieron a un hombre paseando un perro de peluche para intentar eludir la prohibición de salir a la calle en plena alerta por coronavirus.

El hombre transitaba por una calle de la ciudad española de Palencia (noroeste) con el falso perro, con el que pretendía engañar a los agentes para poder pasear a pesar de la prohibición de hacerlo durante el estado de alarma decretado el Gobierno de España por el Covid-19.

Según las medidas dictadas por el Ejecutivo español, los ciudadanos pueden bajar a pasear a sus mascotas, para que hagan sus necesidades, pero deben regresar en el menor tiempo posible a casa.

El hombre, que paseaba con el perro de peluche a pocos metros de la comisaría de Policía, fue avisado por los agentes de que estaba cometiendo una infracción aunque no lo sancionaron.

La situación fue grabada por un vecino y compartido por el sindicato de policía Jupol en Twitter, publicación que en las últimas horas ha recibido miles de visualizaciones.

Ante esta situación, Jupol pidió "sensatez" durante el estado de alarma en que está España, y recordó que quedarse en casa es "una cuestión de salud pública".

"Estamos ante una situación muy grave como para andar por la calle intentando engañar a la policía", afirma el sindicato en la red social. "No nos engañas y además serás sancionado", advierten.