Las acciones de la bolsa de Wall Street se paralizaron nuevamente.


En un nuevo “lunes negro”, el pánico por el avance del coronavirus volvió a paralizar las operaciones de la bolsa de Wall Street, que abrió en picada. Algo similar ocurrió con las plazas europeas, que cayeron hasta 9% a pesar de las medidas tomadas por los bancos centrales el fin de semana.

Traders en la bolsa de Nueva York (AP Photo/Craig Ruttle)

El Dow Jones cayó 9.76% y el Nasdaq, 6,12%. Mientras, a las 12:30 GMT (9.30 hora argentina), Londres caía un 7,1%; Frankfurt, un 9,5%; París, un 10,9%; Milán, un 9,6%; y Madrid, un 10,6%.

El barril de Brent caía más de 9% y llegaba a su nivel más bajo en cuatro años, por el desequilibrio provocado por una sobreoferta de crudo y una caída en la demanda, como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Traders en la bolsa de Nueva York (AP Photo/Craig Ruttle)

En Nueva York, el barril de WTI, el petróleo de referencia en Estados Unidos, para entrega en abril perdía 7%, a 29,51 dólares, aún por encima de su último mínimo alcanzado el pasado lunes de 27,34 dólares.

Antes, las bolsas asiáticas también había cerrado en rojo: Shanghai (-3,4%), Shenzhen (-4,83%) y Hong Kong (-4,03%). La bolsa de Tokio cerró en baja de 2,46% a 17.002,04 puntos.

La bolsa de Australia cayó 9,7% y el índice ASX 200, barómetro de los mercados australianos, cerró con una caída de 537,30 unidades, a 5.002,00 puntos. Los sectores industrial y energético son los más afectados, con pérdidas de más del 15%.

Bolsa de Nueva York (AP Photo/Craig Ruttle)

Tal como Donald Trump lo venía pidiendo, la Reserva Federal estadounidense bajó su tasa de referencia a cero el domingo para tranquilizar al mercado. La Fed bajó sus principales tasas a 0%-0,25% y anunció que iba a volcar al mercado 700.000 millones de dólares.

Paralelamente a la Fed, el Banco Central Europeo (BCE) y los bancos centrales de Japón, Reino Unido, Canadá y Suiza flexibilizaron las condiciones de intercambios de divisas entre ellos, para poder garantizar un aprovisionamiento suficiente en dólares, pero no lograron calmar los mercados.



Comentarios