El músico de 71 años también sufrió fracturas en el hombro.


Joaquín Sabina fue operado de un “hematoma intracraneal” que sufrió después de caer del escenario el miércoles a la noche durante un concierto que daba junto a Joan Manuel Serrat en el Wizink Center de Madrid. “La operación ha sido un éxito”, confirmó el representante.

Mientras que después del concierto, la prensa del artista comunicó que “Sabina ‘sólo’ sufre pequeñas fracturas en el hombro izquierdo que no necesitarán ser operadas“, este jueves por la mañana se supo que el cantante fue sometido a una operación en la cabeza.

“Perdonad que esté nervioso porque han sido unos momentos difíciles pero la operación ha sido un éxito y ha ido bien. En todo caso, como sabéis, en este tipo de circunstancias es todo muy cambiante y hay que esperar a las próximas 48 horas”, aseguró su representante José Navarro.

Parte médico de Joaquín Sabina (Web)

El cantante permanecerá internado en “cuidados intensivos”, pero se encuentra “estable”, informaron. Mañana habrá un nuevo parte médico.

Sabina había cumplido 71 años el miércoles, justo el día de su caída. Después de ser retirado en camilla, volvió al escenario en silla de ruedas, acompañado por Serrat, y se dirigió a los presentes.

“Estas cosas solo me pasan en Madrid”, bromeó entonces. El show tuvo que ser suspendido a treinta minutos de haber comenzado. “Con todo el dolor de mi corazón nos vamos al hospital”, dijo el cantante nacido en Úbeda, España.

El concierto del miércoles era el cierre de la gira “No hay dos sin tres” que Serrat y Sabina comparten. El show fue reprogramado para el 22 de mayo, anunció Riff Producciones. 




Comentarios