El mandatario busca evitar un foco de conflicto tras el paro del transporte que realizó la facción disidente a Roberto Fernández.


El presidente Alberto Fernández​ recibió en Casa Rosada al líder camionero Hugo Moyano, quien apoyó a la facción disidente que esta en contra del titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) Roberto Fernàndez.

Justamente, este martes esa facción generó un paro que afectó a más de 50 líneas de colectivo y que incomodó al Gobierno.

Pasadas las 11.30, Moyano ingresó por el Salón de los Bustos. Primero, se reunió con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. Y luego juntos subieron al primer piso de la Casa Rosada, al despacho del presidente, donde estuvieron poco más de una hora y media.

El objetivo del encuentro entre Fernández y Moyano fue descomprimir la tensión tras el paro. Además, cabe recordar que la situación conflictiva con el líder camionero quedó en evidencia desde el principio de la actual gestión.

Es que el moyanismo quería imponer a Guillermo López del Punta como secretario de Transporte, pero el massista Mario Meoni terminó inclinándose por el exintendente de Alta Gracia Walter Saieg.

Asimismo, Moyano mostró distancia con respecto al Gobierno tras la insinuación del Ejecutivo de que los gremios pacten aumentos de sumas fijas como anticipo de las paritarias hasta mediados de año. En ese sentido, acordó una suba del 26,5% para los Camioneros hasta junio.

Con respecto a las paritarias, el presidente había adelantado que en estos días comenzaría “una serie de reuniones con sindicalistas para organizar las cosas”.

“(Los gremios) son muy importantes, quiero que sean parte de este tiempo, no sólo que se sienten a las mesas paritarias. Antes de que empiece me he ordenado la agenda para hablar con todos ellos”, manifestó Fernández en diálogo con radio Continental, quien agregó: “Lo que sí busco es evitar todo mecanismo de indexación de la economía. Y la cláusula gatillo es un método de indexación”.




Comentarios