Así lo aseguró Jorge Argüello, el nuevo embajador argentino en Washington.


Jorge Argüello se presentó este jueves oficialmente como embajador argentino en Washington en un encuentro que mantuvo en el salón Oval de la Casa Blanca, con el presidente Donald Trump, quien, según el mismo diplomático hizo saber, le garantizó el apoyo de Estados Unidos a la Argentina en la renegociación de la deuda pública en dólares, que es la obsesión del gobierno de Alberto Fernández.

Según contó el flamante embajador a corresponsales argentinos en Washington, ni bien entró a la oficina, Trump le preguntó cómo estaba la Argentina, a lo que el embajador argentino respondió: “Estamos haciendo un esfuerzo para tener el mismo resultado que se observa en Estados Unidos sobre al crecimiento de la economía y los niveles de alto empleo”.

Jorge Argüello habló con corresponsales argentinos en Washington.

Y continuó: “Nuestro objetivo estratégico es volver a crecer. Y para eso necesitamos primero resolver la crisis de la deuda. Acá me quiero detener, presidente, porque nuestro país precisa el apoyo de su gobierno”.

Y fue entonces cuando Trump le contestó: “Dígale al presidente Fernández que puede contar con este presidente”.

Fernández realizó esta semana una gira por Europa, donde consiguió el apoyo del Vaticano, Italia, Francia, España y Alemania a las gestiones para la reestructuración de la deuda que encabeza el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien además se reunió con la directora gerenta del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, quien remarcó que la posición del organismo sería constructiva para encontrar una solución a la crisis de deuda.

Faltaba entonces, Estados Unidos, que tiene un peso decisivo, por su poder de voto en el directorio del FMI. Por eso las palabras de Trump que reprodujo Argüello en su conversación en la Casa Blanca podrían impactar positivamente sobre los mercados este viernes, además de abonar el terreno para las negociaciones inmediatas.

En ese marco, el embajador de Estados Unidos en Buenos Aires, Edward Prado, le dio la bienvenida formal a Argüello, y dijo que continuará el trabajo en temas de interés común y en el “fortalecimiento de la relación” bilateral.

Argüello, quien el mes pasado recibió el placet de parte del gobierno de Trump, ya fue embajador en Estados Unidos de 2011 a 2013. “Bienvenido, Jorge Argüello, a mi país. Continuaremos trabajando en temas de interés mutuo y en el fortalecimiento de la relación”, dijo el diplomático norteamericano en su cuenta de Twitter.




Comentarios