Durante años estuvo controlada con un tratamiento, pero al abadonarlo los pelos volvieron a salirle con más fuerza.


Médicos revelaron un extraño caso de una paciente que los consultó hace varios años: la mujer presentaba pelos en sus encías.

Cuando llegó desesperada a ver a los profesionales, tenía 19 años y, efectivamente, los médicos de la Universidad de Campania Luigi Vanvitelli, en Italia, comprobaron que sufría de “hirsutismo gingival”.

La joven tenía pelos en forma de pestañas saliendo del tejido blando detrás de sus dientes frontales superiores. Antes de ella, solo cinco casos habían sido registrados en el mundo, todos en pacientes hombres.

Un extraño caso: la mujer que tiene pelos en las encías (Web)

Gracias a los estudios que le realizaron a la mujer, los médicos descubrieron una pista en las pruebas hormonales y le diagnosticaron síndrome de ovario poliquístico, una especie de desequilibrio hormonal muy común.

Hirsutismo se le llama al crecimiento de pelo “masculino” no deseado en el rostro, el pecho y la espalda de una mujer, y suele ser una consecuencia de este desequilibrio, pero las encías son un lugar muy extraño para que los pelos crezcan, suele ser en la cara, la espalda o las extremidades.

A la joven se le retiraron los pelos quirúrgicamente y se le recetaron anticonceptivos orales para mejorar su desequilibrio de las hormonas. Mientras estuvo bajo tratamiento, no volvió a tener pelos en las encías.

Un extraño caso: la mujer que tiene pelos en las encías (Web)

Pero siete años después, cuando suspendió la medicación, los vellos volvieron. Esta vez los médicos analizaron el tejido. Con el tiempo la condición empeoró y un año después ya tenía pelos que salían también alrededor de su boca.

“No hay una explicación clara para esta presencia anómala“, justifican los médicos.




Comentarios