El Gobierno decidió este lunes frenar los beneficios impositivos que habían sido dispuestos en mayo pasado, durante la gestión de Mauricio Macri, para incentivar a las empresas basadas en el uso intensivo de la tecnología y la digitalización de la información, entre ellas Mercado Libre, Accenture, IBM y Globant.

La suspensión de la aplicación del Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento fue publicada en el Boletín oficial por el Ministerio de Desarrollo Productivo, encabezado por Matías Kulfas.

Mauricio Macri, en la inauguración de las nuevas oficinas de Mercado Libre en el barrio porteño de Saavedra. (Foto:Sarah Pabst/Bloomberg)

La llamada "nueva ley de software" tenía como objetivo incentivar las actividades productivas basadas en el uso intensivo de la tecnología y la digitalización de la información, teniendo como objetivo central el desarrollo de sectores con potencial a futuro que requieren capital humano altamente calificado.

Los sectores favorecidos estaban relacionados a los servicios informáticos y digitales; producción y posproducción audiovisual, biotecnología, bioeconomía, bioinformática y neurotecnología; además de servicios geológicos y de prospección, industria aeroespacial y satelital y servicios profesionales.

Matias Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo (Foto:Web)

Entre los beneficios tributarios se contemplaba la aplicación de una alícuota reducida del 15% en el Impuesto a las Ganancias, y la posibilidad de deducción del crédito por impuestos análogos pagados en el exterior.

La ley había caducado a fines de diciembre y ahora la Resolución 30/2020 resuelve suspender los plazos para las solicitudes de adhesión. La industria que engloba esta ley tiene 120.000 empleados y exporta anualmente alrededor de US$6.000 millones.

El Gobierno argumentó que el cambio se debe a la eliminación de la Subsecretaría de Economía del conocimiento. Ahora deberá desarrollar una nueva ley para reglamentar las normas fiscales del sector.