Se llevó a cabo una renderización del lugar y detectaron puntos ciegos que no son captados.


La fiscalía a cargo de Eduardo Taiano tomó declaración testimonial a 500 vecinos de las torres Le Parc, lugar en el que hace cinco años encontraron muerto a Alberto NIsman, y concluyó que el sistema de seguridad del lugar era “falible”.

Además, se llevó a cabo una renderización del lugar y detectaron “puntos ciegos” que no son captados por las cámaras de seguridad. Lo que hicieron fue una representación gráfica por medio de un sistema informático que produce una imagen fotorrealista con formato 3D.

En esa reconstrucción del lugar, se ubicaron todas las cámaras de seguridad y se simularon circuitos.

Según explicaron fuentes judiciales a Clarín, el ingreso, circulación y egreso del complejo donde vivía Nisman, no era realmente controlado y que los registros existentes al respecto son “incompletos y, en algunos casos, mal confeccionados”.

“Le Parc no es una base militar, es un edificio de viviendas”, opinó uno de los vecinos durante su declaración testimonial ante la fiscalía de Taiano. Cabe destacar que ese testimonio fue avalado por más de 400 vecinos.

A su vez, hay otro factor y es que otro conjunto de cámaras por fuera de las que están en el interior, no funcionan hace mucho tiempo. De hecho, sólo 40 cámaras están en pleno funcionamiento y 24 estaban inactivas.

Esta información avanza hacia la búsqueda del autor material del homicidio del exfiscal, quien señaló que se trató de una muerte violenta sin poder aún especificar quién o quiénes fueron los responsables. Sólo está procesado como partícipe necesario Diego Lagomarsino y los cuatro excustodios acusados de incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos por no garantizar la seguridad del extitular de la UFI-AMIA.




Comentarios