Estela de Carlotto reveló que en la reunión se trató el tema de las prisiones preventivas, y el Presidente aseguró que cambiará con las reformas de la Justicia.


El presidente Alberto Fernández recibió en la Casa Rosada a las Abuelas de Plaza de Mayo, a las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora junto a otros representantes de organismos de derechos humanos y dijo que “no hay presos políticos” en la Argentina, sino “detenidos arbitrarios”.

Fernández destacó su “inmensa admiración” por la “lucha” llevada adelante por los organismos de DD.HH. y aseguró que para esos “luchadores y luchadoras, las puertas” de la Casa de Gobierno “siempre están abiertas”, a través de la red social Twitter.

Alberto Fernández se reunió con representantes de organismos de derechos humanos. (Twitter @alferdez)

La reunión fue con agenda abierta y se convirtió en el regreso de la Mesa Nacional de Organismos de Derechos Humanos a la Casa Rosada. Según contó Estela de Carlotto, las organizaciones hablaron del rol de la Justicia durante el gobierno de Mauricio Macri y los “presos políticos”, término que el mandatario prediere evitar. “(Alberto Fernández) dice no tener presos políticos, sino víctimas de una persecución política”, aseguró Carlotto.

La titular de Abuelas de Plaza de Mayo dijo que el presidente “no quiere que se diga que él tiene presos políticos” y aseguró que la situación de las prisiones preventivas cambiará con las reformas de la Justicia que planteará el Gobierno. “Un milagro no se puede pedir, ni que las cosas cambien de hoy para mañana, porque tampoco es correcto. Nosotros no queremos que se hagan las cosas fuera del lugar propicio”, reveló.

“Se habló mucho de los jueces. El dice que desde el año 30′ existe este problema. La Justicia es un poder enorme y está contaminada. Pero con los recursos que va a tener, con legalidad y nada apresurado, va a volver a poner las cosas en su lugar”, agregó.




Comentarios