El tenista se defendió de las presiones para que corte su publicidad a Credit Suisse y habló de los incendios en Australia.


Esta semana, la activista Greta Thunberg comenzó una campaña contra Roger Federer por ser la cara del banco Crédito Suisse, que tiene grandes inversiones en el sector de los combustibles fósiles. Ahora, el tenista respondió a las acusaciones con un comunicado en el que dice “tomarse muy en serio” la lucha contra el cambio climático.

“Me tomo el impacto y las amenazas del cambio climático muy en serio, especialmente ahora que mi familia y yo llegamos a una Australia devastada por los incendios”, señaló Federer, quien disputa a partir del 20 de enero el Abierto de Australia en Melbourne.

Los activistas le reclaman que rompa su relación publicitaria y comercial con el banco suizo, acusado de invertir decenas de millones de dólares en industrias dañinas para el medio ambiente.

Roger Federer es uno de los mejores tenistas del mundo. (Foto:EFE/EPA/FIONA HAMILTON/TENNIS AUSTRALIA)

El tenista contestó que el movimiento juvenil por el clima del que la adolescente sueca es la cara más conocida le produce un gran “respeto y admiración”, y le agradeció que “nos presione a todos para que repensemos nuestro comportamiento y busquemos soluciones innovadoras”.

En los últimos días, se llevó a cabo un juicio a 12 activistas que a finales de 2018 protestaron en una sede de Credit vestidos de tenistas para llamar la atención de Federer y denunciar las prácticas del banco. Thunberg viajará a Suiza para participar en una manifestación en apoyo a los jóvenes manifestantes.

La sede central de Credit Suisse en Laudana (Foto:CreditSuisse.com)




Comentarios