La Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires convirtió en ley el proyecto impositivo 2020, con modificaciones introducidas por la oposición en el Senado en el impuesto inmobiliario urbano y la alícuota de las actividades portuarias, entre otras, que implicarán -según el oficialismo- pérdidas para la Provincia.

En ese sentido, María Teresa García, ministra de gobierno de la Provincia de Buenos Aires, afirmó que "el costo que le infringió Cambiemos a la provincia por modificar dos o tres aspectos de la ley es de 10 mil millones".

A pesar del descontento por parte del Ejecutivo, el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, advirtió que no se vetarán las reformas.

"El veto a los cambios no es algo que esté sobre la mesa, por más que manifestemos nuestro descontento con esos cambios", dijo López. en declaraciones a El Destape Radio.

Y agregó: "Se introdujeron ciertos cambios en el Senado que no son los que hubiéramos esperado y no estamos de acuerdo porque favorecen a sectores concentrados. No cambian el espíritu de la ley pero implica cambios en la recaudación y vamos a tener que lidiar con eso".

Al respecto, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, afirmó que Juntos por el Cambio "no defiende a la clase media, sino a los sectores más concentrados", al volver a cuestionar, en declaraciones a Télam, las modificaciones introducidas por la oposición a la ley impositiva sancionada este miércoles en la Legislatura.

Descargo de Kicillof. (Twitter: @Kicillofok)
Descargo de Kicillof. (Twitter: @Kicillofok)

El proyecto impositivo enviado por Kicillof había sido aprobado sin modificaciones esta tarde por la Cámara de Diputados provincial, tras lo cual fue girado al Senado para su aprobación, lo que finalmente ocurrió, aunque con modificaciones.

Los cambios están referidos a la alícuota de puertos, que se redujo en un 50% con respecto al proyecto enviado; se bajó de 3 a 2% la alícuota de Ingresos Brutos a los operadores de TV por cable y se redujeron a solo 700 mil las partidas alcanzadas por el incremento del 75% en el Impuesto Inmobiliario.

Con respecto al Inmobiliario, se incluyó en el tope del incremento del 55% a viviendas de hasta 1.712.750 pesos y se amplió el porcentaje de bonificación por el pago en una cuota de los impuestos, del 25% al 35%.

En lo que respecta a Ingresos Brutos, se bajaron las alícuotas para la televisión por cable, del 3 a 2%, similar al actual; se bajó la alícuota para elaboración de vinos del 5 al 4% y se redujeron las alícuotas para servicios notariales y de contabilidad del 4% y el 4,5% según facturación al 3,5% y 4% según facturación.

La alícuota a las actividades en las terminales portuarias había sido un punto cuestionado por los diputados de la oposición durante esta tarde, por considerar que los incrementos previstos ponían en desventaja a los puertos bonaerenses con respecto a otros de provincias limítrofes y el puerto de la Ciudad de Buenos Aires.

Finalmente, en el proyecto aprobado en el Senado esta noche los legisladores de la oposición lograron que esas alícuotas se redujeran en un 50%.