La mujer de 44 años padece un inusual trastorno alimenticio que le costó miles de dólares.


Lisa Anderson comió talco de bebé hace quince años y, desde entonces, no pudo parar. La inglesa de 44 años padece una extraña adicción que la ha llevado a consumir un promedio de 200 gramos de talco por día y le costó miles de dólares.

La mujer, madre de cinco hijos, tiene un inusual trastorno alimenticio llamado “Pica”, que consiste en comer artículos no alimenticios como pintura o polvo. Durante diez años mantuvo el secreto de su adicción y no se lo contó ni siquiera a su pareja, pero ahora decidió revelarlo y buscar ayuda médica.

Lisa Anderson es adicta al talco (Foto:Daily Mail)

El comienzo de su adicción fue repentino. “Tuve la necesidad de comerlo y no pude luchar contra ello. Lo lamí de mi mano y realmente lo disfruté. Simplemente llegó a este punto. Fue un deseo que nunca supe que tenía”, explicó la mujer en diálogo con el medio inglés Daily Mail.

Me parece un poco extraño, pero tiene un sabor jabonoso agradable. Recuerdo que realmente me atrajo su olor. Ahora no puedo prescindir de él“, dijo y sostuvo que siente la necesidad de comer talco cada media hora.

(Foto:Daily Mail)

Comer talco y otros productos no comestibles puede conducir a serios problemas de salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que el talco podría ser canceroso para los humanos por los minerales que contiene, entre ellos, asbesto.




Comentarios