Cancillería afirmó en un comunicado que constituyen un nuevo obstáculo para la "convivencia democrática".


El Gobierno aseguró que los incidentes producidos en la Asamblea Nacional de Venezuela este domingo son “inadmisibles para la convivencia democrática” y configuran un “nuevo obstáculo para el pleno funcionamiento del Estado de Derecho”, según comunicó de forma oficial el Ministerio de Relaciones Exteriores encabezado por Felipe Solá.

Lo ocurrido resulta un nuevo obstáculo para el pleno funcionamiento del Estado de Derecho, condición esencial para permitir encaminar una salida transparente a la situación que hoy vive el pueblo venezolano”, afirmaron desde el gobierno de Alberto Fernández.

Felipe Solá, canciller (Foto: EFE/ Javier Escobar)

El comunicado resaltó la necesidad por recuperar el diálogo y respetar los mecanismos institucionales, instando a “reencausar el proceso de elección de sus autoridades, en el pleno respeto de las reglas constitucionalmente establecidas”.

Además, el Gobierno hizo un llamado a “las democracias del mundo a que ayuden a facilitar ese proceso de diálogo para que Venezuela pueda recuperar a la brevedad la normalidad democrática que históricamente ha caracterizado a ese país”.

El gobierno de Alberto Fernández llamó a respetar las libertades y la democracia en Venezuela. (Foto:EFE/ Juan Ignacio Roncoroni)

Este domingo, la Asamblea Nacional de Venezuela eligió este domingo a Luis Parra para reemplazar como presidente parlamentario a Guaidó. Fue designado tras una votación en la cuál varios opositores no pudieron participar, por lo que Guaidó denunció un “golpe de Estado parlamentario” y se autoproclamó presidente de la Asamblea en otro edificio.

Guaidó se autoproclamó presidente de la Asamblea en un edificio extraoficial con algunos diputados. (Foto: Yuri CORTEZ/AFP)




Comentarios