El argentino dirigió ante una multitud a la orquesta Staatskapelle por el aniversario de la reunificación de Alemania.


El pianista y director orquestal argentino-israelí Daniel Barenboim dirigió la Quinta Sinfonía de Ludwig van Beethoven en la emblemática Puerta de Brandenburgo durante la celebración por los 30 años de la caída del muro de Berlín.

Argentino de nacimiento, con familia judía de origen ruso, naturalizado israelí y español, y con la ciudadanía palestina, el pianista y director utilizó el lenguaje musical para establecer un código común sin ignorar diferencias, conflictos ni asperezas políticas distantes del hecho artístico.

Este sábado, a sus 76 años, Barenboim volvió a elegir a la música como expresión de pluralidad y entendimiento. La herramienta esta vez fue la Sinfonía Nro. 5 en do menor, op. 67, compuesta por Beethoven en 1804, que desató la ovación del público.

(Foto: Tobias SCHWARZ/AFP)

Barenboim ya había dirigido un concierto similar al que ofreció hoy en la noche alemana en los aniversarios 20 y 25 aniversario de la caída del Muro, tras la que se precipitó la caída de la República Democrática Alemana (DDR) para avanzar hacia la Reunificación alemana.

El argentino también es el director de la orquesta Diván Este-Oeste, formada con músicos procedentes de Israel, países árabes y España, que se ha convertido acaso en el mayor emblema político del universo musical. “Lucho contra la ignorancia de los israelíes y de los palestinos”, afirma cuando es interpelado sobre el conflicto en Medio Oriente.

(Foto:Bernd von Jutrczenka/DPA)




Comentarios