Mauricio Macri aceptó que la Cámara de Diputados debata en sesión especial un proyecto para declarar la emergencia alimentaria frente a la presión de la oposición que podía obtener quórum propio. Esto le haría pagar al Gobierno un costo político importante a pocas semanas de las elecciones presidenciales.

El Gobierno también planteó como condición al kirchnerismo que justifique cómo se financiará un proyecto que no tiene partidas asignadas en el presupuesto 2019. Igualmente explicaron la posibilidad de un aporte económico de las provincias que se beneficiarían por la iniciativa. La decisión habilita a los legisladores de Cambiemos para dar el debate por el proyecto de emergencia alimentaria de la oposición que se da gracias a la presión de los movimientos sociales que hoy amenazaron con un nuevo acampe en la avenida 9 de Julio.

Macri estuvo en Rosario para avanzar con la campaña electoral.

Tanto en la Casa Rosada como en el Congreso evaluar el proyecto de ley que diputados de distintos bloques de la oposición lograron unificar y convocar a una sesión especial para el jueves, que el gobierno terminó habilitando. El texto consensuado propone una prórroga de la emergencia hasta el 21 de diciembre del 2022, el aumento del 50% de las partidas alimentarias y la actualización de esas partidas cada tres meses con un mecanismo que se sustente en el índice de precios y la variación de la canasta básica.

"No vamos a bloquear el debate parlamentario pero vamos a poner como condiciones que nos expliquen de dónde van a reasignar partidas y cuál es el piso por el cual se toma ese aumento del 50% de los programas alimentarios", explicó a Infobae un funcionario del gobierno tras el encuentro entre Macri y su gabinete.

La postura oficialista no es uniforme. En el Ministerio de Desarrollo Social creen que la propuesta de la oposición es "un delirio extremo", explicó un asesor de la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, quien entiende que el proyecto de la oposición quintuplica el presupuesto actual en ayuda alimentaria.

El presidente Mauricio Macri con vecinos de Fisherton, Rosario. (Captura de pantalla)

Este sector del Gobierno sostiene que el presupuesto original para planes alimentarios era de 12.000 millones de pesos y luego aumentó en $6.000 millones más tras la derrota en las PASO. Aunque para sumar el 50% a todo ello, en el Gobierno creen que hace falta unos $9.000 millones más.

El fue entre el Presidente junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña; la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal; la ministra Stanley; el ministro de Producción Dante Sica, el de Hacienda Hernán Lacunza y el de Interior, Rogelio Frigerio.

Gran convocatoria en Rosario en apoyo a Macri (@_charlycardozo)