El primer debate se realizará el 13 de octubre en Santa Fe y el segundo una semana después en Buenos Aires.


El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto reiteró su deseo de poder protagonizar un debate con Cristina Fernández. “Es importante que la sociedad pueda escucharla”, aseguró el compañero de fórmula de Mauricio Macri.

“No tengo ningún problema en debatir con ella. No hay una ley que obligue a hacerlo con los candidatos a vicepresidentes, pero yo estoy abierto a hacerlo”, expresó el senador nacional por Río Negro en el programa de TN Central. El 13 de octubre se desarrollará el primer debate en Santa Fe entre quienes se postulan para gobernar el país, mientras que el 20 de octubre, en Buenos Aires, se realizará la revancha.

De cara a las elecciones, Pichetto aseguró que es “Cristina la que tiene el poder”, en relación a la cantidad de votos que recibió en las elecciones primarias y su peso en el Congreso como legisladora. En este aspecto afirmó: “Si ella vuelve al poder, vuelve el conflicto”.

Por otra parte, había advertido sobre ciertas “visiones de depresión” en el Gobierno después de las PASO y apuntó a que “si a alguien” del oficialismo “le preocupan” sus dichos, le “gustaría que se lo dijeran de frente”. Al ser consultado al respecto, respondió: “Me hacen aparecer a mí como si fuera el más duro. La política también se trata de entender, atender y explicar”.

“Juntos por el Cambio no está derrotado, hay que dar la pelea por el 27 de octubre. Es ahí cuando la Argentina va a tener autoridades elegidas legítimamente”, indicó Pichetto sobre los resultados de las primarias.

Además, calificó como “veneno puro” la actitud del kirchnerismo de “decirle al FMI que no le va a dar importancia. Es generar desconfianza”. Por otro lado, dedicó algunas palabras a Juan Grabois: “Es un muchacho que lleva a chicos y madres a protestar. Como dijo Hebe de Bonafini, lleva clientes. El problema es cuando se dicen tonterías, uno tiene que despreciarlas”.

Para, el candidato a la vicepresidencia, “lo que planteó Grabois atrasa 70 años, no vale la pena tenerlo como interlocutor. Prefiero debatir con Alberto Fernández”, concluyó.





Comentarios