La ex de Silvio Soldán pasa sus días en el Penal de mujeres de Ezeiza. Fue condenada por estafa, ejercicio ilegal de la medicina y tráfico de medicamentos peligrosos.


En noviembre de 2017, Giselle Rímolo fue detenida y derivada a la Unidad Judicial 28. Antes, pasó por el Sanatorio Otamendi, ya que presentaba trastornos psíquicos. La exesposa de Silvio Soldán había sido condenada a nueve años de prisión por estafa, ejercicio ilegal de la medicina y tráfico de medicamentos peligrosos, agravado por el fallecimiento de una persona.

Ahora, Mónica María Cristina Rímolo, tal como es su verdadero nombre, pasa sus días en el pabellón Prisma del Complejo IV de cárcel de Mujeres en Ezeiza. Allí, según contó Pía Shaw en el programa ‘El espectador’, que se emite por CNN Radio, Rímolo “es la encargada de la fajina del pabellón, es decir, limpia los sanitarios”.

Giselle Rímolo y Silvio Soldán cuando eran pareja. (Foto: web)

La periodista reveló que la fisonomía de la ‘falsa médica’ cambió por completo: “Estéticamente, si la ven no la reconocen. No tiene más tintura en el pelo porque no puede ir a la peluquería del penal. Está con el pelo canoso y con raíces”.

Además, la conductora de ‘Infama’ contó que la ex de Soldán “ya no camina con andador. No estudia ni trabaja”, y concluyó: “La única persona que la visita es su marido en calidad de abogado, Juan Daniel Gaineddu”.

Giselle Rímolo (Foto: web)




Comentarios