Hace 4 años el actor que tenía 77 y su mujer, 40 años menor, se enteraron de que estaban esperando gemelas.


Norman Briski y su pareja Eliana Wasseman hablaron sobre el embarazo y la paternidad, cuatro años después de dar a luz a Galatea y Sibelina, y admitieron que en un primer momento consideraron la opción de interrumpir el embarazo.

Norman tenía 77 años cuando supo que Eliana estaba embarazada de gemelas y ella contó que no planeaba ser madre: “La maternidad no era un deseo en mi vida. Quizás estaba latiendo en el inconsciente pero no lo tenía como proyecto. Cuando formamos nuestra pareja, en los primeros días, Norman me dijo que no quería tener hijos y fue súper entendible. Yo tampoco lo tenía como un plan para mi vida“, explicó.

Eliana Wassermann y las gemelas (Web)

Por su parte, el actor sostuvo: “Las parejas tienen decisiones que son de a dos y también otras que son individuales. En su propio devenir existencial, ella decidió proseguir con el embarazo mientras que yo entregué la decisión de no tenerlas. ‘Es tuya la decisión, no es mía’, le dije porque yo ya había dicho que no quería volver a tener hijos. Pero por mi formación, tampoco se me hubiera ocurrido decirle: ‘No, vas a tener que pararlo acá'”, admitió.

Con mucha honestidad, Eliana confesó: “Cuando me enteré del embarazo nos deprimimos. Quizás suene políticamente incorrecto o tal vez serían cuestiones que no deberían decirse, pero es la realidad: nos deprimimos y en mi caso también pensé en la opción de abortar”.

“Fue duro”, agregó. “Nos enteramos del embarazo tarde, como a los dos meses. El primer mes fue muy duro porque estábamos en se proceso de decidir continuar sin que fuera una decisión tan convincente. Me hice una ecografía para saber que el bebé estuviera bien, un estudio que se hace entre las semanas 12 y 14. Norman me acompañó y ahí nos enteramos que eran dos bebés y no uno. Fue un shock. Jamás pensé que iba a tener gemelas. A partir de ahí cambió todo lo que habíamos vivido antes y empezó la alegría”, recordó.

Norman Briski junto a las gemelas (Web)

Briski contó cómo es ahora su relación con las gemelas: “Cuando estoy con ellas me olvido de que tengo 81 y me tiro al piso. Me cuesta un poco levantarme, así que a veces lo pienso dos veces, pero ellas me incentivan. Las gemelas me han traído recursos mejores para mi salud y estado físico. Piden upa, caballito, oso pardo y miles de cosas más. ¿Si les cumplo eso? Por momento sí y por momentos no, como cualquier padre”, dijo.

Ante la posibilidad de que sus dichos se malinterpreten, Eliana se tomó el tiempo para hacer una aclaración y un llamado a la reflexión: “Quiero aclarar que son el amor más grande de nuestras vidas. Pero una cosa no quita la otra. Con esto me hacés pensarlo, pero siento que tengo que hablar públicamente de mis decisiones y pensamientos porque hay una lucha y una realidad que existe y que atraviesa a un montón de mujeres y que se oculta. Hay una decisión política de mi parte de contar aquello que se esconde y no puedo tener una doble moral con este tema”, expresó.





Comentarios