Un testigo de identidad reservada afirmó que las víctimas de la persecución fatal presenciaron maniobras de venta de drogas entre efectivos policiales.


El procurador general bonaerense, Julio Conte Grand, convocó a una fiscalía especializada en drogas, luego de que un testigo de identidad reservada afirmó que las víctimas de la persecución fatal en San Miguel del Monte vieron maniobras de tráfico de drogas entre efectivos policiales.

Tras el testimonio, el fiscal de la causa y titular de la Fiscalía N°1 de Cañuelas, Lisandro Damonte, le solicitó a Héctor Bogliolo -fiscal general de La Plata- que haga partícipe de la investigación a la ayudantía fiscal de Drogas especializada en la materia.

“Ellos empezarán a analizar los elementos y todos los indicios que permitan avanzar, es una de las líneas que se están considerando“, dijo el procurador sobre la posible conexión narco en diálogo con radio Continental.

El testigo de identidad reservada contó que los chicos habrían visto desde el Fiat 147 -conducido por Carlos Aníbal Suárez, una de las víctimas- una maniobra de venta de drogas, a pocos metros del domicilio del Teniente 1° Héctor “Pipi” Ángel, quien se encuentra detenido.

Según el relato, el auto en el que iban los jóvenes pasó por casualidad por esa zona y los policías vieron que estaban filmando con celulares desde el interior del vehículo, motivo por el que habría comenzado la persecución que terminó con cuatro muertos y una chica gravemente herida (Rocío Gugliarello), que se encuentra en terapia intensiva en el hospital El Cruce de la localidad bonaerense de Florencio Varela.

Incluso, el abogado de dos de las familias de las víctimas, Lucas Richmond, desestimó desde un primer momento la hipótesis que indicaba que la persecución había comenzado por una coima de 4.000 pesos que le habían cobrado al conductor del Fiat 147.

No cierra la complicidad de catorce policías y ahora de un funcionario policial sólo porque estos chicos evadieron un control de tránsito por una coima, yo creo que acá hay algo muchísimo más grave y espero que lo podamos probar”, explicó Richmond.

En tanto, Conte Grand también consideró que es necesario “poner el foco en la reconstrucción de las circunstancias previas, las motivaciones de este comportamiento de los agentes”.

Por el caso, hay 16 policías que fueron desplazados de la fuerza, de los cuales hay 13 detenidos. Entre los apresados, se encuentra el secretario de Seguridad de San Miguel del Monte, Claudio Martínez.

Por la corresponsalía de Buenos Aires




Comentarios