En las últimas horas trascendió una historia que llena de orgullo al personal médico. Una niña de 13 años recibió una consigna en su escuela que consistía en “dibujar o reflejar de alguna manera a alguien o algo que transmita valores de la humildad, la valentía, fortaleza o misericordia”. Para sorpresa de todos la pequeña dejó asentado que sus héroes eran los médicos.

//Mirá también: La historia de un rionegrino que permaneció internado por coronavirus 115 días y recibió el alta

Se trata de Chiara Calviño, una alumna del Colegio Don Bosco, que en un trabajo consideró que sus héroes no son personajes de ficción, ni imaginación, ni nada respecto a algo irreal, sino más bien todo lo contrario, ella pensó en la situación actual y en los héroes de hoy en día: el personal médico.

Sobre esto, Verónica Martín, la presidenta de la Asociación Damas Salesianas de Bariloche e integra el grupo Pastoral del colegio, explicó en diálogo con El Cordillerano cómo surgió la propuesta que sorprendió a todos. “Habitualmente en el colegio durante el mes de María Auxiliadora hacemos alguna celebración de la Virgen y actividades que van de la mano de los valores salesianos”. En esta oportunidad, la profesional agregó: “Pensamos qué podíamos hacer creativamente, para poder acercarlos desde un lugar que a ellos les resulte atractivo”.

Una estudiante de 13 años representó al personal de Salud como sus héroesFoto: El Cordillerano

De esta manera se incentivó a los chicos a que reflejen a través de un dibujo o una representación a alguien humilde, valiente, con fortaleza, y demás características. Entre todas las devoluciones que recibieron se presentó el trabajo de Chiara quien consideró lo que muchos no: “Si bien está en nuestro colegio desde jardín de infantes, nos conmovió a todos que alguien tan chiquita hiciera un reconocimiento tan enorme”.

Ante esto, la profesora dijo: “Le dije que sería bueno que la gente a la que honró en su dibujo, lo sepa y así decidimos hacer varias copias, encuadrarlas y son las que comenzamos a entregar en cada espacio de Salud de Bariloche, tanto públicos como privados”. A partir de esto, la pequeña junto a su familia fueron al Centro de El Frutillar para hacer la entrega, y donde ella explicó lo que quiso representar en su trabajo.