Belén, una joven del barrio de Anai Mapu de Cipoletti, Río Negro, compró un celular robado y lo difundió en las redes sociales para encontrar al dueño. El hecho ocurrió el domingo al medio día cuando un hombre se acercó hasta el kisoco de su familia y le insistió para que le compre el teléfono.

El hombre, mayor de 40 años necesitaba el efectivo para comprar alcohol, informó LM Neuquén. De entrada, Belén sospechó que el móvil era robado, ya que se trataba de un modelo Samsung A02, en impecable estado. La línea estaba dada de baja, es decir que no podía recibir mensajes ni llamadas y además tenía patrón de bloqueo.

El hombre insistía en que la joven le comprara el celular por 7 mil pesos. Ella le entregó 2 mil e inmediatamente recurrió a las redes sociales para dar con el o la dueña del teléfono.

“Claramente, el celular no era de él. Y está nuevo el equipo. Yo lo compré para devolvérselo al dueñ@”, expresó Belén. Su gesto fue de empatía y solidaridad ante un hecho que ella misma vivió: “El año pasado yo perdí dos celulares arriba de un taxi y nunca me los devolvieron”, contó Belén.

Para dar con el dueño la joven solicitó que le digan qué foto tiene en la pantalla de bloqueo. “Así sé que es el verdadero dueñ@ del teléfono”, comentó. Hasta ahora ninguna de las personas que se comunicaron con ellas son propietarias del celular. Para comunicarse con Belén por el Samsung A02 pueden hacerlo al 2996 28-4105.