El animal se acercaba a pedir comida a la Comisaría 38 y allí le vieron condiciones para integrar la sección Canes.


Un cachorro visitaba al personal de la Comisaría 38 de Viedma todos los días en busca de comida y refugio, pero su vida cambió cuando desde la fuerza pensaron en sumarla a la sección Canes. 

El animal de la calle fue bautizado con el nombre “Licera” y pasó a la historia en la capital rionegrina por convertirse en el primer perro callejero en formar parte de las fuerzas, según detalla Diario Río Negro.

“Licera” ayudó en la detención de cuatro delincuentes le fin de semana.

Todo comenzó hace tres años cuando el animal demostraba interés por los juegos de búsqueda. Con el correr del tiempo los uniformados la comenzaron a llevar a diferentes operativos y fue así como se le realizaron pruebas para ver si tenía las condiciones para ser perro policía. 

Hoy es el único animal capacitado para realizar búsqueda, detección de armas y explosivos en Viedma. Ya entrenada, participa regularmente en operativos de control vehicular. Su último logro fue colaborar en la detención de cuatro delincuentes durante el fin de semana.






Comentarios