Los funcionarios del Poder Ejecutivo de Río Negro quedaron excluidos del aumento salarial que dispuso para la administración pública local en las últimas horas.

"No se aumentará el salario de los funcionarios, dado que se impone la austeridad en estos tiempos y se cumplirá con los compromisos acordados en el marco de las paritarias", manifestó la gobernadora Arabela Carreras.

Arabela Carreras, gobernadora de Río Negro, lo comunicó a través de redes sociales (web).

De esa manera, los agentes del Ejecutivo quedan afuera de la mejora de 22,3 por ciento acordada con los gremios que integran la Mesa de la Función Pública rionegrina.

La recomposición de haberes "impactará en el cálculo del valor de las horas extra y del punto de las guardias del personal de Salud", se informó.

Según el decreto N°396/2015, el aumento salarial que se traslada al cálculo de las horas extras depende de la suma de la asignación básica bruta más los adicionales, suplementos, bonificaciones normales y habituales del agente.

Asimismo, se indicó que, a diferencia del resto de los organismos, "la normativa destaca un coeficiente mayor que se aplica en favor del personal hospitalario".

"El esquema se divide entre personal de enfermería y profesionales médicos y no médicos" y la asignación "se diferencia de acuerdo a la complejidad del hospital y si corresponde a guardia activa o pasiva desarrollada en día hábil o no hábil".