Los operativos comenzarán a partir de este martes y los asistirán con medicamentos y alimentos a aquellos que estén varados por la nieve.


Un helicóptero del Ejército Argentino abastecerá a partir de este martes, con alimentos y medicamentos, a los pobladores varados por el temporal de nieve en el Sur de Río Negro.

La aeronave militar argentina, “fue contratada por el Gobierno Provincial para llegar hasta los lugares cuyos accesos hoy se encuentran cortados, y este martes comienzan a darse las condiciones climáticas necesarias para que pueda operar”, informó a través de la página oficial gubernamental.

El comité de Emergencia de la Región Sur analizó, junto a la gobernadora Arabela Carreras, analizaron las consecuencias de las intensas nevadas que azotaron la población rural y repasaron el operativo para atender a los pobladores afectados.

En la reunión, que se concretó en la localidad de Comallo, se realizó un análisis de situación y se diagramaron nuevas acciones en el corto plazo.

Según se informó, “en cuanto se puedan reabrir los caminos para Laguna Blanca y Mencué, se realizará la asistencia con motos de nieve contratadas por la provincia”.

El Plan de asistencia rionegrino “se desplegará este martes desde Mencué, a toda la zona rural de Anecón Grande y Cerro Bandera, entre otros”.

En tanto, los operativos coordinados por la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad y Justicia continuarán el miércoles en “la zona de Laguna Blanca”, se aclaró.

“Tuvimos la ventaja estratégica de haber empezado con todos los trabajos de logística tres semanas antes del primer temporal, aunque sin saber que la nevada tendría envergadura. Eso nos permitió haber llegado a tiempo con el Plan Calor y la entrega de garrafas, leña y gas, aunque actualmente por el clima se interrumpieron nuestros recorridos habituales en algunos lugares, y eso es lo que más nos preocupa”, destacó Arabela Carreras.

El secretario de Protección Civil, Adrián Iribarren, recordó que “el fenómeno climático comenzó por el 29 de junio, con un frente frío del Pacífico con el ingreso de aire polar, sumado a viento del este, lo que trajo consigo una gran nevada que afectó a más de 82.000 kilómetros cuadrados de la provincia, de los 203.000 kilómetros que tiene”.

Arabela Carreras, gobernadora de Río Negro (web).

“Lo primordial es poder garantizar el despeje de las rutas”, remarcó Iribarren y recordó que “la segunda gran nevada fue muy intensa, localizada principalmente en la zona de Pilquiniyeu del Limay, Ñorquinco, Mencue, Ojos de Agua, Mamuel Choique y Río Chico”.

Actualmente, luego de la liberación de las rutas, sólo queda cerrado al tránsito el sector norte de Comallo por ruta N°67 hasta Laguna Blanca y Pilquiniyeu del Limay.




Comentarios