La inclusión de las ramas femeninas de ciclismo y fútbol dio pie a un número igual de representantes hombres y mujeres por primera vez.


En La Pampa se llevó adelante la presentación oficial de los Juegos de Araucanía, que reúne a la Patagonia argentina y el sur chileno con fechas confirmadas y cambios para esta edición, donde Río Negro defenderá el título.

El evento se llevará a cabo del 9 al 15 de noviembre, en cinco sedes diferentes de la provincia sede. La marcada novedad de este año es la incorporación de las ramas femeninas de ciclismo y fútbol para lograr paridad de género en el certamen, una iniciativa que fue impulsada por Río Negro en las reuniones del Comité Ejecutivo.

En esa linea, el secretario de Deporte, Marcelo Szczygol afirmó que “es un logro para el deporte patagónico que por primera vez en la historia de los Juegos tengamos plena paridad de género y que se incluya de esta manera a cientos de jóvenes deportistas que no tenían la posibilidad de participar de la competencia”.

Ciclistas de Río Negro (Foto: Prensa de Río Negro).

Además, agregó que “nuestra meta es que el deporte de nuestra región siga creciendo y los resultados los vemos en la creación de los Juegos ParaEpade y los ParaAraucanía, así como ahora en la incorporación del fútbol y el ciclismo femenino en la modalidad convencional para que nadie se quede afuera de esta fiesta que es el deporte”.

La 28° edición de los Juegos de la Araucanía también marcará la llegada de un nuevo participante: la región chilena de Ñuble que se suma a los tradicionales contendientes de Bío Bío, Magallanes, Los Lagos, Los Ríos, Aysén y La Araucanía por el lado de Chile y Río Negro, La Pampa, Neuquén, Santa Cruz, Chubut y Tierra del Fuego por Argentina, para un total de 13 delegaciones.

El objetivo de Río Negro estará puesto en defender el título de campeón obtenido en Magallanes 2018 y seguir como máximo ganador de los Juegos donde ha cosechado doce campeonatos.





Comentarios