Ivana Nadal cambió los mensajes positivos en Instagram por una serie de fotos completamente desnuda y con su largo cabello suelto, y deslumbró a sus dos millones y medio de seguidores en Instagram.

//Mirá también: Ivana Nadal les recomendó tener “libertad” a sus seguidores

Que sueñen con los angelitos”, fue el deseo de Ivi en la publicación, que acompañó de dos fotos de ella sin ropa y con su largo pelo suelto sobre la espalda, sentada en un baño totalmente azul.

Ivana NadalInstagram @ivinadal

No es la primera vez que Ivana comparte postales de esta sesión que realizó en un hotel adonde estuvo alojada. Hace dos días ya había posteado algunas, en las que resaltó la ausencia de filtros, que permitía apreciar las “marcas” de su piel.

Ivana NadalInstagram @ivinadal

“Esas marcas en mi piel que tanto tiempo me hicieron dudar de mi valor... Quizás pocos lo saben, pero mi despertar espiritual tuvo muchísimo que ver con mi cuerpo. Con mi físico, con mi envase como tal”, contó entonces.

Y agregó: “No lo sabía pensar de otra manera. Hasta que entendí que es mi templo. El lugar donde habita mi alma, mi universo”.

Salvaje

Ivana no desaprovecha oportunidad para mostrar su cuerpo y lo bien que se lleva con él, siempre acompañando las imágenes de algún mensaje reflexivo. Hace poco se refirió a ella misma como “salvaje”.

//Mirá también: Ivana Nadal: “No necesito chequearlo con un hisopo en el cerebro”

“Fearless. Sauvage. Ser. Términos que me resuenan y tengo escritos en mi piel. ‘Be the exception’ es otro”, escribió sobre sus tatuajes.

“Orgullosa de mis elecciones de vida, de mis cambios, de mi proceso y mi progreso. Me siento valiente, salvaje y una excepción a muchas ‘reglas’. Siento que estoy siendo día a día y cada vez más, creando mi realidad. Agradecida. Siempre”, sumó.

En medio de la polémica

Recientemente Ivana generó polémica una vez más. Conocida por oponerse a las medidas de cuidado recomendadas contra el coronavirus, hizo un descargo en sus historias, después de tener que someterse a un hisopado.

“No es la primera vez que me lo hago pero sí es la primera vez que lloro cuando dejan invadir mi cuerpo por imposición médica, social y protocolar”, afirmó. “Necesitamos valer nuestra libertad de elegir poder respirar aire puro, de creer en nosotros, de confiar en la máquina hermosa y perfecta que somos”, sumó.

(Instagram/@ivinadal
(Instagram/@ivinadal

“Quien no quiera entender este mensaje, no lo va a hacer y no lucho contra eso, ni contra nadie. Solo pido libertad”, agregó Ivana.

Y añadió: “No necesito chequearlo con un hisopo en el cerebro. No está chequeado científicamente que el coso ese que te meten en la nariz, confirme realmente si tenés o no ese bicho”. “Es otra ganancia para este sucio sistema”, dijo convencida.