La modelo de fitness, Ayelén Paleo, publicó en la noche de este viernes pasado, una seguidilla de videos en su cuenta oficial de Instagram, en donde se la ve posando en ropa interior a través del reflejo de un espejo.

//Mirá también: Yanet García compartió públicamente un video que subió a Onlyfans

Además, acompañó su posteo con una publicación en donde escribió: “Gracias a tod@s x la cantidad de mensajes!”

Y luego agregó: “Recuerden que todo sacrificio tiene su recompensa, y sin esfuerzo, trabajo y dedicación nada es posible, en cualquier aspecto de la vida… Si queremos algo tenemos que trabajar duro para lograrlo, solo depende de uno mismo”.

Ayelén Paleo y una de sus publicaciones.

Y continuó haciendo referencia a su propia experiencia: “No siempre tengo las mismas ganas de comer perfecto y no tomar alcohol (por lo menos en este momento que tengo un objetivo) y ahí es cuando hay que ser disciplinado”.

Y luego dejó una reflexión final: “Con respecto al entrenamiento aprendí a conocerme y saber qué me funciona y les funciona a cada uno de mis alumnos”.

Ayelén Paleo: “Con respecto al entrenamiento aprendí a conocerme y saber qué me funciona y les funciona a cada uno de mis alumnos”.

Problemas de autoestima

Ayelén a su vez reconoció en su publicación que en algún momento de su vida ha tenido problemas de autoestima.

“He tenido problemas de autoestima, sufrí , lloré, me caí, me volví a levantar, y nunca dejé de intentar sentirme y verme bien conmigo por mí y para mí. No se trata de competir con nadie, cada uno es como es, todos somos distintos y tenemos diferentes vidas y situaciones”.

Y en ese sentido continuó: “Nunca se comparen con nadie porque ahí es cuando aparece la desesperación y es el peor enemigo de uno mismo. Todo llega para el que se esfuerza y se propone algo. No hay que tirar la toalla en la primera que se hace algo mal… hay que seguir y volver a intentarlo!”.

En su publicación, Ayelén posteó: “Nunca se comparen con nadie porque ahí es cuando aparece la desesperación".

Y cerró su posteo diciendo: “Y les digo que nada es más gratificante que la sensación esa de saber que vamos por el buen camino. Los quiero”.