En la jornada del día sábado 30 de octubre, se supo del deceso de uno de los más importantes íconos del montañismo fueguino. Antonio Wallner, con 86 años de edad, partió a su última escalada hacia lo más alto.

En su última aparición en medios de comunicación fue entrevistado por Nicolás Oliva, en su programa radial “Desenchufados”, emitido por Radio Mitre Ushuaia. Durante la entrevista de más de una hora, Antonio contó sus inicios en la ciudad, con la llegada de su familia luego de una estadía en Buenos Aires. Su padre, Wolfgang Wallner, no se encontraba a gusto con la vida en la gran ciudad y decidió tomar un empleo que le habían ofrecido en un pueblo lejano llamado Ushuaia.

Antonio Wallner junto a Nicolás Oliva, en Radio Mitre Ushuaia.

Desde aquel momento, su padre encontró atractivo en la naturaleza y su similitud con su pueblo natal Tirol (Austria). El entorno natural llevó a que dedique su tiempo a trasferir a las personas ese gusto de disfrutar de la montaña, la nieve y todas las actividades deportivas que se puedan hacer en ese entorno que, hasta hoy se disfruta. En este sentido, se creó el Club Andino de Ushuaia, donde un grupo de jóvenes entusiastas, dirigidos por Wallner padre, comenzaban a hacer refugios de montaña, pistas a puro machete, sierras de mano, voluntad y corazón.

Los muchachos de antes en el refugio de montaña, Monte Martial.

Hoy, el mundo de la montaña recuerda a Antonio Wallner como una de las personas más representativas del sector montañés. Lo recuerdan como un hombre tranquilo, serio, de palabras justas, de presencia respetuosa y admirable. Amante del deporte de montaña, tan es así que aún, a su edad, se lo podía ver en las pistas haciendo esquí o caminando por los senderos.

Aún en su partida, se lo podrá encontrar en cada uno de los lugares que marcaron la cadena montañosa de Monte Martial. La pista Wallner es uno de los ejemplos más destacados, ya que se puede ver desde un barco que navega por el Canal Beagle, desde el aire o simplemente desde algunos puntos de la ciudad. Sin lugar a dudas, dejó un legado que perdurará en las generaciones, ya que fue un gran maestro de esquí de muchos, incluso de sus nietos.

Antonio Wallner haciendo práctica de escaladas en hielo.

Nos deja un grande de la montaña, pero nos deja todas sus experiencias, sus historias, su legado de amor a la naturaleza, a lo nuestro que está acá en Ushuaia. Amigos y personas como Antonio Wallner, Jorge Beltrame, Juan Carlos Begué, Gustavo Giró o Francisco Jerman, sin dudas fueron pioneros y ejemplares hombres que demostraron y aun demuestran que tenemos un gran baluarte en nuestras montañas y se puede seguir disfrutando gracias a su esfuerzo.

“Nuestra intención siempre fue darle a los jóvenes y a las familias, la oportunidad de compartir y conectarse con el mundo que los rodea y espero que nuestros objetivos y anhelos se hayan alcanzado. Deseo y espero que las personas no pierdan la esencia de practicar deportes en la naturaleza, respetándola y tratando de sacar un beneficio espiritual de todo eso, no para pasar un rato, sino que puedan detenerse y mirar un poco el alrededor la inmensidad de naturaleza que nos rodea, porque hay millones de personas en el mundo que están deseando estar en donde están ustedes”, reflexionó Antonio en la entrevista con Nicolás Oliva.

Desde Ushuaia y desde los lugares donde estén los alumnos de Antonio, dicen los que lo conocieron y aprecian: ¡Hasta siempre Antonio!

Antonio Wallner